El País

Uñas degradadas

¿Sabéis eso que digo siempre de que pintarse las uñas es una actividad relajante? Lo retiro.

No sé cuánto tiempo he perdido hoy intentando llevar a cabo el tutorial de manicura degradada que me recomendó el otro día, en una fiesta, Mery, o Cattya, si la conocéis por su blog.

Mery dijo que era facilísimo, pero Mery hace este tipo de cosas sólo para entretenerse, ¿por qué la creí?

Esta es una foto del tutorial que siguió para hacer la manicura:

Y este es el resultado que obtuvo.

Foto: El blog de Cattya

La experiencia que acumulo ya, en cuanto a tutoriales de manicura, me cegó con la vana ilusión de pertenecer, aunque sólo fuera en ese aspecto, al colectivo de féminas hábiles, ingeniosas y resolutivas que, antes incluso de las existencia de los blogs, se conocían con el término de “apañadas”.

Pero definitivamente, no es mi caso:

Uf, no, perdonadme, pero no voy a poner la foto.

No sólo he conseguido un resultado penoso sino que me he frustrado mucho durante el proceso y si no fuera porque mientras tanto estaba viendo un capítulo de “La guerra secreta” y nada puede relativizar más la sensación de fracaso ante una manicura fallida que el derrumbamiento del Tercer Reich a causa de las hábiles artimañas del español más mentiroso de todos los tiempos, no sé hasta dónde hubiera llegado mi indignación.

Pero no se consiguen grandes resultados sin algunas pruebas fallidas, así que como sujeto de pruebas que soy, recopilo algunos consejos a partir de mi frustrada experiencia para que vosotras llevéis a cabo el tutorial con mayor probabilidad de éxito:

-Tamaño de las uñas: Mis uñas son diminutas y eso lo hace todo más difícil. A las fotos del tutorial de The Nailasaurus le faltan una referencia de escala. Es de sentido común que las manchas de pintura y la parte de degradado no sean mayores que la uña pero a mí me ha costado pillar la medida, porque casi no había espacio para las tres franjas.

-Espesor de la laca: Creo que el color fucsia que he utilizado era demasiado líquido y eso hacía que por un lado, no cubriera bien en el extremo y que la esponja absorbiera muy rápido la pintura.

-La esponja: Yo he utilizado una de maquillaje al principio y era demasiado densa para lograr un degradado como el de las fotos. Mejor un trocito del salvauñas de un estropajo de cocina o si tenéis, una esponja de baño como la que usa en el tutorial.

-El movimiento: En el tutorial recomienda que mováis la esponja muy levemente de arriba a abajo. Desde luego, en el caso de una uña pequeña, tiene que ser muy muy poquito. Que el hecho de que lo haya ilustrado con ese gif animado tan cuco no os haga pensar que este movimiento ha de ser más pronunciado. Porque claro, a mí me pones un gif animado, y se me nubla el entendimiento.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría

9 Comentarios

  1. Lorena
    Publicado: 24 7/12 a las 8:32 | Permalink

    Pero no decìas que el de las unias craqueladas serìa tu ùltimo post de manicuras?

  2. Publicado: 24 7/12 a las 10:06 | Permalink

    ¡Vaya! Ahora me siento culpable por tu decepción y por tu frustración. :(

    La verdad es que esta manicura es una de las cosas más fáciles que yo he descubierto para mis uñas, y eso que he probado muchas cosas. Quizás como decías el problema es la longitud de la uña, aunque me parece más probable que lo que no haya funcionado haya sido la laca.

    Es importante ponerse el color claro como base, pero yo creo que el oscuro también tiene que ser cubriente, porque si no tienes que “insistir” mucho con la esponjita, y al final acabas llevándote la capa base. Para mi el truco de esta manicura es mojar la esponja cada vez, y dar pocos toques (no insistir). Si hay que repasar, es mejor esperar a que seque. Así se queda mucho menos irregular :)

  3. Sokune
    Publicado: 24 7/12 a las 10:17 | Permalink

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, Carmen, yo tengo a Mery a mi vera día tras día y soy testigo de las virguerías que se hace tanto en manos como en el rostro… ¡¡y siempre dice que es fácil!!

    Yo necesito una gurú potinguera torpe, como yo… ¡ains, qué fatiga estar mona sin tener aptitudes!

    Vaya por delante toda mi solidaridad :)

  4. Publicado: 24 7/12 a las 18:49 | Permalink

    Yo también tengo las uñas muuuuuy pequeñas, así que lo que hago para las uñas degradadas es usar un bastoncillo de esos de ponerse sombra de ojos, y créeme, funciona

    • Marta
      Publicado: 24 7/12 a las 18:52 | Permalink

      Vale, acabo de ver las fotos del tutorial, es complicarse la vida… Lo que yo hago es pintarlas de un color base, y luego, con la esponjita del bastoncito este voy poniendo el otro color, es más fácil, el aspecto es el mismo, y más limpio

  5. sylvia
    Publicado: 24 7/12 a las 23:18 | Permalink

    Está mal dicho “¿por qué la creí?”…¿alguien en España se da cuenta? Por lo demás muy divertido siempre este blog…saludos.

    • Miriam_copy
      Publicado: 26 7/12 a las 13:54 | Permalink

      Jajajaja, está perfectamente dicho!! Complemento directo!! Espero no ser la única enferma a la que le sale un derrame en el ojo cuando ve cosas mal escritas. Lo que sí veo es que no soy la única enferma de las “gradient nails”. Hay métodos más sencillos y agradecidos, como el que comenta Marta.
      Gran descubrimiento tu blog, Carmen!!
      Saludos

  6. Teresa
    Publicado: 26 7/12 a las 13:25 | Permalink

    Jo, mira que no poner las fotos de cómo te quedó…
    ;oPPP
    Al menos eres atrevida, yo ni lo intento, sé que no lo conseguiría con los muñones que tengo por dedos, jajaja… Un saludo Carmen.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>