El País

¿Una Nocilla sana es posible?

La garganta perfecta, gracias, por lo demás tengo un gripazo de comenzar a hacer mi testamento (¿es de recibo gifear un testamento?) Estoy adentrándome en la fascinante etapa “mocos”, pero he tenido la suerte de mantener el sentido del gusto para poder escribir este post, que ha sido una petición de mi propia hermana.

Que mi hermana me mande a mí a testar una especie de Nocilla es prueba de que sabe muy bien lo que se hace. Es como cuando UK mandó a los Beatles a Eurovision. Una sobrada.

Ella sabe que obtendrá de mí un informe detallado y claro sobre si la crema de algarroba puede ser considerada una alternativa a la Nocilla aceptable para un experto goloso.

La crema de algarroba es un alimento vegano, sin leche, ni grasas animales ni tampoco azúcar. He ido a comprarla al herbolario arrastrándome con los ojos vidriosos por la fiebre. La dependienta ha dicho “Sí, sí, es más sana que la Nocilla…”, queriendo decir “¿Qué más te da eso a ti, si te vas a morir?”. Yo le he dicho “Genial, genial”, queriendo decir “No te preocupes. Todos vamos a morir antes o después”.

Ésta es la marca que he comprado yo.

La primera diferencia que he observado es psicológica. Un bote distinto, con una etiqueta diseñada por gente que no ha vendido su alma a la industria alimentaria sin escrúpulos da bajón. Son muchos años de bombardeo publicitario. Tanto es así, que teniéndola en mi poder he tardado mucho más en abrirla que lo que hubiera hecho con un bote de Nocilla.

Olerla primero ha sido un error. Huele a maldito sucedáneo naturista y promesas traidoras. He recordado a la dependienta diciendo “Yo es que no las distingo”. La madre que la parió. Seguro que nació vegana.

Cuando la he extendido sobre el pan de molde (un pan de semillas también natural, estoy metida en esta mierda hasta las cejas) me he animado un poco. Muy bien la textura y sobre todo, muy bien el color: un negro profundo, como sintético. Muy apetecible.

El veredicto es que está más buena que la Nocilla, así como lo leéis. O a mí, al menos, me gusta más. Me ha pasado igual que cuando fui al restaurante crudivegano. Al principio la falta de azúcar despierta sospechas en el paladar, pero después del primer bocado agradeces la ausencia del “quemazón” que el azúcar produce. Quizá esto también haga más probable que comas más de la cuenta.

Y aquí viene lo importante: La crema de algarroba que yo he comprado en el herbolario, aparte de ser dos euros y medio más cara que su equivalente en Nocilla, tiene 615 calorías por cada 100 gramos. La Nocilla, 547. Hay muchas recetas e internet para hacer esta crema casera y supongo que de esa forma se puede ahorrar e incluso reducir la carga calórica. Yo desde luego veo que en esto de vida sana hay que ir con pies de plomo.

Esta entrada fue publicada en Gastronomía

6 Comentarios

  1. Publicado: 24 2/12 a las 10:00 | Permalink

    Lo de las calorías es siempre un tema peliagudo. La mayoría de los turrones sin azúcar que compra mi padre (él es diabético) tienen más calorías que los equivalentes con azúcar. De hecho, casi todos los dulces sin azúcar se hacen con fructosa, que tiene prácticamente las mismas calorías que el azúcar. Lo mismo pasa con muchas galletas integrales o de tipo digestive: engordan mucho más que las galletas de toda la vida.

  2. Francisco
    Publicado: 24 2/12 a las 11:13 | Permalink

    Bastante jodida está la vida como para renunciar al placer del CACAO. Yo la nocilla no sé, elegí el bando de la Nutella y creo que ahí me quedaré. ¿Crema de algarroba? En serio, ¿en qué piensan? Hay maneras más nobles de salvar el mundo.

  3. Publicado: 24 2/12 a las 12:02 | Permalink

    Por lo menos podrían haberlo llamado de otra manera. Algarroba suena a algo que nunca me metería en la boca… Aunque esto puede ser una frase controvertida, no pretendo que lo sea.
    Está bien que lo hayas probado y nos lo cuentes, últimamente no paran de aparecer vegetarianos en mi vida y no sé qué coño está pasándole a la gente.

    Ahora me han entrado ganas de comerme una gran hamburguesa! XD

  4. Cristina
    Publicado: 24 2/12 a las 18:35 | Permalink

    Rake, la algarroba es un fruto http://es.wikipedia.org/wiki/Algarroba , no es que se hayan buscado un nombre comercial. Por otro lado, lo de las alternativas veganas me parece muy bien para el que tenga esas convicciones, pero no se trata, en ningún caso, de que sean alternativas más bajas en calorías… aunque hay quien las compra por eso, solo que, en este caso, no ha habido suerte.

    En fin, cada cual que elija lo que quiera, yo soy más de chocolate a palo seco, ni nocilla ni crema de algarrobas!

  5. Publicado: 28 2/12 a las 17:21 | Permalink

    Guau, ¡nocilla de algarroba! todo un descubrimiento. Hace unos años conseguí la receta del pastel de algarroba de la tetería más famosa de Alicante. Un éxito total en las comilonas con amigos. Ahora, si ves los ingredientes, de sano no tiene más que cualquier pastel de chocolate.

  6. Publicado: 13 3/13 a las 9:44 | Permalink

    A mi me encanta la nocilla de algarroba! Y veo perfecto que se llame así. En el bote no pone nocilla pero es una manera de enterderse. Crema de Algarroba. Es mucho más sana, y las calorias no lo son todo. Un alimento no solo engorda por sus calorias. Por ejemplo el cuerpo almacena toxicos en la grasa. Es una defensa. Si incorporo menos toxicos necesito menos grasa para quitarlos del medio. El IG (indice glucemico), la carga glucemica,…. El metabolismo no es la suma de 2+2. Es más complicado.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>