El País

Mi cuchillo preferido es de cerámica

Una cosa os digo: no se regalan suficientes cuchillos. No sé si vais a tener ocasión porque ya no celebro nada, pero si alguna vez tenéis que hacerme un regalo y estáis sin ideas, tirad hacia las armas blancas, que por ahí van los tiros (qué desencuentro de frase).

Ahora que vivo a diario la trepidante experiencia de consumir lo que yo misma cocino, estoy haciendo uso de un juego de cuchillos que mi madre tenía de sobra (el otro día descubrió que tenía una batidora americana sin estrenar, así es ella). Los cuchillos no son muy buenos, creo, y cortan muy mal, así que decidí informarme bien de cómo afilarlos eficientemente. Tras un periodo de intensa documentación en internet donde me enteré de los materiales aconsejables, del ángulo adecuado para poner la hoja, el movimiento que se requiere y de la diferencia entre afilar un cuchillo y asentar el filo con una chaira, salí a la calle y fui directa a comprarme un cuchillo de cerámica, cuyo filo dura infinitamente más que el de uno de acero.

El hecho de que la hoja del cuchillo sea de cerámica (dióxido de zirconio) y no metálico me parece fascinante, porque parece un cuchillo de plastiquito de mentira, pero corta como la Excalibur. El placer de cortar un tomate maduro en cuadrados perfectos, sin ningún tipo de esfuerzo, me ha hecho casi derramar una lágrima. Me pregunto, sin tener a nadie en concreto en mente, si podría pasar con él por un detector de metales.

Nos vamos a casar

Entre sus otras ventajas está que no se oxida, ni guarda olores. Pero eso sí, ya he leído en todos sitios que más vale que no se me caiga al suelo. No es que el radio de acción en mi cocina permita movimientos muy amplios, pero tengo la mala costumbre de arrojar cuchillos al fregadero, como si me quemaran las manos.

En cuanto a mi habilidad para cortar… ¿Qué puedo deciros? Hace unos años, un director de arte con el que trabajaba, harto de que me escaqueara siempre del proceso de montar los bocetos para las presentaciones, me pidió que le ayudara a cortar cartones pluma. En cuanto me puse a ello y observó mi depurada técnica en el trabajo manual, se acercó a mí, me quitó el cutter de las manos, me cogió por los hombros y me dijo “Déjalo, no hace falta. Y Carmen, prométeme que nunca vas a coger un cutter ni nada que corte estando sola”. Se lo prometí, pero ¿qué voy a hacerle? Me gusta el riesgo.

 

Esta entrada fue publicada en Gastronomía, Movidas

20 Comentarios

  1. Áurea Strigoi
    Publicado: 11 9/12 a las 0:12 | Permalink

    Son la rehostia. Cortan mejor que un ginsu y cuando les pasas la parte verde del estropajo no desprenden ese desagradable olor a metal.

  2. Yol Violet
    Publicado: 11 9/12 a las 9:09 | Permalink

    Oh, este post me llega tarde! El otro día, en el Ikea (que, hasta ahora, es el único lugar donde he visto cuchillos de cerámica… y no hay ninguno en mi ciudad), estuve a punto de comprarme un pack (qué bonitos son, además!!), pero no me decidí porque nunca nadie me había hablado de ellos y temía que fuesen una mierda. Ahora sé que debería habérmelos llevado ò_ó

    Me he sentido muy identificada con lo de ser un peligro cortando cartón pluma… y cortando, en general -___-

  3. Efe
    Publicado: 11 9/12 a las 9:37 | Permalink

    Si vas a cortar cosas, hazlo como una pro: http://theawesomer.com/ocd-cutting-board/93905/

  4. Celia
    Publicado: 11 9/12 a las 11:05 | Permalink

    Yo los tengo desde hace unos meses y pienso que tendrían que haber entrado en mi vida mucho antes! Me siento una super chef en la cocina!

  5. Publicado: 11 9/12 a las 11:34 | Permalink

    Son maravillosos compre uno en Hipercor Aviles y vaya si cortan mucho… las verduras el pan..lo recomiendo

  6. Publicado: 11 9/12 a las 13:15 | Permalink

    Mi padre colecciona cuchillos. Aquí en Valencia, donde nos gusta el despilfarro, a los periódicos les dió por empezar a regalar cuchillos, y de repente esto se convirtió en una especie de guerra fría entre periódicos por ver quién regalaba mejores cuchillos. Y mi padre se los compró TODOS. Y ahora es cuando me vas a odiar, pero tengo un juego de 14 cuchillos de cerámica con su “archivador” (o como demonios se llame el equivalente cuchilleril) aún embalados y sin abrir. Los usaría yo, pero como te comenté todo superhéroe tiene su criptonita, y la mía (como la tuya hasta hace poco, y quede constancia que creo que una vaina de los de la invasión de los ultracuerpos ha devorado a la antigua Carmen y ha hecho un clon igual, pero que cocina y corre y se cuida) es cocinar cualquier cosa que vaya más allá de pasta o calentar algo en el microhondas.

    • Carmen Pacheco
      Publicado: 11 9/12 a las 13:18 | Permalink

      ¿Microhondas? La madre que te parió. Está claro que ni eso lo usas mucho :P Y claro que te odio por lo del juego de cuchillos. Dámelos. ¡Dámelos que yo sí los voy a querer!

      • Publicado: 11 9/12 a las 13:27 | Permalink

        Perdón perdón PERDÓN. Microondas.

        P.D. El juego tiene: 4 cuchillos de carne, uno de untar, uno de quesos duros, otro de blandos, uno de pelar, dos multiusos, uno de pan, uno deshuesador, uno Santoku (que por el nombre debe ser un cuchillo que lance kames o algo así) y uno de chef. Además tienen gomas en los mangos para que no se te resbale y se te rompa en el fregadero.

        P.D.2. No has contestado a lo del clon. That’s suspicious.

  7. Cris
    Publicado: 11 9/12 a las 13:20 | Permalink

    Jajaja me encanta el gif del mono…..y tomo nota de la recomendación para mi semi-lejana indepencia del hogar paterno

  8. Anch
    Publicado: 11 9/12 a las 14:41 | Permalink

    Pues mi experiencia es que son un asco… me los compré hace un par de años, super marca suiza Bodum, diseño, super cool. La principio feliz con ellos, pero se empezaron a MELLAR!! asi que los retiré de la circulación… Me pase a los cuchillos Kuhn Rikon, maravillosos (marca también suiza, se nota que vivo en Zürich?). De hecho, comparo las dos marcas y Bodum mucho diseño pero me la juego a que los señores y las señoras de Bodum en su casa usan Kuhn Rikon, jejeje

    Por cierto, en España, en el Lidl me han dicho que también se encuentran los cuchillos de cerámica. Ahí es na’.

  9. Amanda
    Publicado: 11 9/12 a las 23:43 | Permalink

    Los tengo desde hace tiempo y son estupendos mientras no hagas como yo, que me puse a cortar pollo con el grande y se me quedó mellado! Mi molinillo de pimienta también es de cerámica, una maravilla también

  10. Dianespotting
    Publicado: 12 9/12 a las 13:33 | Permalink

    God bless los coleccionables de cuchillos

  11. Publicado: 13 9/12 a las 1:36 | Permalink

    Realmemte cortan bien pero no me suelen durar mucho

  12. Publicado: 13 9/12 a las 10:36 | Permalink

    Discrepo de la fase introductoria (“no se regalan suficientes cuchillos”) o puede ser también que yo haya “caído” en una familia afortunada….pero tengo todo tipo y clase de cuchillos, muchos heredados y muchos regalados.
    A los que nos gusta cocinar, nos encanta comprar todo tipo de artilugios culinarios, vajillas y cristalerías varias (uno de mis vicios!).
    Yo descubrí el cuchillo de cerámica antes de que llegara a España y he preguntado en mil tiendas hasta que por fin di con los primeros ” importados”. Mi primera compra fue un cuchillo japonés Kyocera, y tras él, he ido comprando todo tipo de tamaños y formas…además de un pelador y una mandolina de cerámica. Se los recomiendo a todo el mundo!
    viajocomprando.wordpress.com

  13. Beatriz
    Publicado: 13 9/12 a las 22:41 | Permalink

    A mi me regalaron uno en BP(no me extraña, con la pasta que ganan conmigo). Era maravilloso, awesome, com o dicen los yankis, pero se me rompio el mango hace un par de meses, se despreendio de la hoja y esta ya no sirve sin mango! Que fatalidad!

  14. Publicado: 18 9/12 a las 15:29 | Permalink

    He intentado ser prudente y callarme, pero ya no puedo más. ¿Es que nadie va a decir nada de la MANDOLINA de cerámica que ha mencionado la tal Anna? ¡Una mandolina! ¡De cerámica!

    (insert gif de pollo sin cabeza corriendo por la habitación)

  15. Mal, muy mal
    Publicado: 19 9/12 a las 18:27 | Permalink

    No está bonito que se vanaglorie el producto que está ahora mismo regalando un diario de la competencia, mientras El País ha cerrado hace unos meses una cartilla de cuchillos japoneses, (que por cierto rellené y aún no me han llegado ¬¬)

    Y por favor, secundo lo de la mandolina, dónde? cuándo? por qué? Queremos saber!!

  16. Publicado: 20 12/13 a las 10:35 | Permalink

    No tenia conocimiento esta web hasta hoy, me siento identificado!
    ¿Hace mucho que lo creaste? Entraré con frecuencia, el diseño muy agradable.

    |
    Leerte es inspirador, dan ganas de ponerse a escribir un blog.

    |
    Ey!! Podría usar una imagen de este blog para el mío?
    No encuentro fotos apropiadas para mi blog y las tuyas están geniales.
    Muchas gracias!!
    |
    Este blog se usa el mismo theme que usaba en el mío.
    ¿Puedes por favor decirme cómo se llamaba?
    No lo encuentro y no soy capaz de dar con el… Muchas gracias!!

    |
    Muchas gracias por compartir artículos como este.
    |
    Me enriquece el artículo. Guardo el Feed y así no dejarme nada en adelante.

    |
    Muy sabia la información. Sigue así.
    |
    Me gusta este site. Post así son los que los que verdaderamente me gustan.

  17. Publicado: 6 2/14 a las 15:40 | Permalink

    Mi felicitacioón post. Un saludo.

  18. Publicado: 15 2/14 a las 19:47 | Permalink

    It’s an amazing piece of writing for all the web visitors; they will obtain
    advantage from it I am sure.

Un Trackback

  1. [...] es como si lo dijera una niña de doce años), pero sabía que con este cuchillo pasaría pronto, porque dediqué todo un post a contar lo bien que cortaba. Es como si estás viendo una película de una familia feliz que en los primeros diez minutos se [...]

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>