El País

Las rookies: Coronas, flores y abalorios

Esta mañana tenía en mi correo un mensaje de mi amiga Jennifer Cox que me decía:

“Carmen, hoy las rookies están en Seattle! tienes que ir para contarlo en memorama (ya me gustaría ir a mí)”.

¿Realmente, confesádmelo, es como si no hubiera habido cambio, no? ¿Memorama, Sujeto de Pruebas? Da igual, ¿no? Podríamos resumir ambos en mi blog loco en SModa, supongo…

Bueno, como tengo 896 años, no tenía ni idea de quién son las “rookies”, pero afortunadamente, mi amiga Jenny había añadido un enlace debajo. Rookie Magazine es una revista para teenagers modernas con fotos bonitas, dibujos y esas cosas, y ahora las chicas de esa revista están haciendo una gira por Estados Unidos, patrocinada por Urban Outfitters para juntarse con otras chicas modernas y hacer… bueno, lo que quiera que sea que hagan. En el caso de hoy, concretamente, en Seattle, se iban a dedicar a hacer “coronas y customización de gafas de sol”. Lo he leído y he experimentado una reacción muy común en mí, que podría describirse como la mezcla de un escalofrío de disgusto y una carcajada contenida.

Mi amiga Jenny, que me conoce bien, añadía en su mail, después del enlace

“(aunque quizás sea tu peor pesadilla, la verdad…)”.

¿Me horrorizan realmente estas cosas? No, claro que no, no creo que sean motivo de horror en absoluto. ¿Me resultan superficiales o ridículas? Pues en realidad tampoco. Si eres una mujer adulta y tu única preocupación son los cupcakes, las manicuras de fantasía y cuál es el mejor filtro para tomar testimonio de una cosa y otra en instragram, entonces sí, creo que tienes un problema. Pero que esas actividades sean simplemente parte de tu entretenimiento me parece más que defendible. Y bien lo sabéis vosotros, que no es que en este blog vayamos cortos de superficialidad

Creo que esa reacción mía es un acto reflejo a todo lo que me resulta completamente ajeno. Me veo a mí misma poniéndole purpurina a mis gafas y me imagino las torturas de Guantánamo al mismo tiempo que me da una risa loca, como de villana Disney. Todo a la vez.

Como a veces, con lo que más disfruto es haciendo de observadora en eventos a los que me siento ajena o sobre los que no tengo la menor idea, he decidido que por supuesto que iría al Vera Project, en el Seattle Center, para ser testigo de lo que se cocía allí. Confieso además, que me daba mucha curiosidad ver cómo irían vestidas las modernas de esta ciudad.

Ya he hablado aquí acerca de que en la moda de Seattle la supervivencia al frío se ha impuesto a cualquier consideración estética, pero ahora que la gente empieza por fin a desprenderse de sus impermeables de The North Face, se pueden ya apreciar algunas tendencias claras. Entre las adolescentes, concretamente, tatuajes, piercings y zonas rapadas en la cabeza se alternan con el mismo criterio que el de una peluquería de señoras vascas en el 2002. Todos los jóvenes parecen recién salidos de un concierto de Nirvana en el Vogue, y las únicas concesiones a la moda actual son las mechas decoloradas y los colores pasteles y fluor en la ropa. Pero yo no estaría tan segura de que los adolescentes de esta ciudad no llevaran vistiendo así ininterrumpidamente desde 1996. Abundancia de Dr. Martens, estampados de flores, pelos pastel y hasta una camiseta del Live Through This de Hole me han recibido en mi llegada al evento:

Pelos pasteles, pulpo rosa y señora al fondo que podría ser yo.

Las teenagers, sentadas en suelo, montaban sus abalorios y sus cositas. Los periodistas y yo les hacíamos fotos como si fueran un rebaño de pequeños ponis felices. He sufrido mucho acordándome de mi amiga Jenny y el magnífico reportaje que podría sacar de allí, mezclándose entre ellas, pidiéndoles que posaran y preguntándoles cosas, como aquella maravilla que hizo con las Believers. Yo por supuesto, no me he acercado a menos de un metro de ellas, no fuera a ser que al menor roce con mi persona se les oscureciera el pelo, se les marchitaran las flores de plástico y se fueran a un rincón enfadadas a llorar y leer a Sylvia Plath. Hay mundos que nunca deben entrar en contacto.

Desde luego la basura de un hombre es el tesoro de otro.

 

Fantástico pelaje poni.

He visto que los distintos grupos de teenagers atareadas interactuaban entre sí con una simpatía y naturalidad escalofriante. “Toma, te dejo sitio, ¿quieres usar estas cosas para hacer tus movidas?” Y así. Cuando han venido las organizadoras de la revista (modernas adultas), han dicho que traían “more supplies”, han sacado una boa de plumas rosa de una bolsa y las pequeñas ponis han aplaudido emocionadas he considerado que era suficiente y he salido de allí como alma que lleva el diablo.

Me estaba empezando a encontrar físicamente mal y no sabía exactamente por qué. ¿Era el aspecto de las adolescentes? ¿Eran las cosas que estaban haciendo? No, por supuesto que no, la mezcla de colores y cosas brillantes que se traían entre manos me tenían más fascinada que a una urraca. Hasta que no he encontrado una zona de césped desierta y me he sentado un rato allí para recuperarme no me he dado cuenta de que lo que me angustiaba era que las adolescentes eran “gente”. Gente conociéndose y hablando entre sí con naturalidad, gente riendo, gente charlando, el murmullo constante de la sociabilidad. Y mi mundo y yo, como siempre, completamente al margen.

Esta entrada fue publicada en Lugares, Movidas

15 Comentarios

  1. Publicado: 10 7/12 a las 7:10 | Permalink

    AHHHHH pero es que las rookies si que leen a Sylvia Plath!

    http://rookiemag.com/2011/10/two-blocks-over/

    No son teenagers normales, son las mejores teenagers. :)

    • Carmen Pacheco
      Publicado: 10 7/12 a las 7:13 | Permalink

      Jaja, supongo que esas serán las rookies que quisieron ir a ese evento pero no se atrevieron a ir…

    • Carmen Pacheco
      Publicado: 10 7/12 a las 7:17 | Permalink

      Me acabo de leer el post entero y me hace gracia que también mencione a Kurt Cobain, qué adecuado.

    • Publicado: 10 7/12 a las 7:19 | Permalink

      Además, me parece importante añadir que la jefa y editora de la revista es Tavi, una chica de 15 años ( http://www.thestylerookie.com/ ) y que seguramente estaría allí con sus amiga Petra (19) y demás teenagers. Creo que solo llevan a un chico que conduce y a una adulta, que también escribe en rookie, para que se encargue de todo las cosas de la organización (y me imagino que para dar la cara)… Las que traerían cosas en bolsas serían los de UO que son los que ponen la pasta. :)

      • Carmen Pacheco
        Publicado: 10 7/12 a las 7:23 | Permalink

        ¡Sí que las he visto! Me he fijado por el eyeliner.

  2. Queeny Kong
    Publicado: 10 7/12 a las 8:19 | Permalink

    Aix, la concentración de azúcar en sangre debía de ser letal, no pueden ser humanas.

  3. RaquelD.K.
    Publicado: 10 7/12 a las 9:11 | Permalink

    Sencillamente sublime! Este post y el Lil’ Believers de tu amiga Jennifer Cox. Cosas como éstas me dan un halo de esperanza.

  4. TamaraSlavin
    Publicado: 10 7/12 a las 9:16 | Permalink

    ¡¡¡Muero de envidia!!!
    Las Rookies son geniales ♥ y Tavi es para mí algo así como una heroína.

  5. Cali
    Publicado: 10 7/12 a las 15:41 | Permalink

    Pues será para adolescentes, pero esta entrevista al astrofísico Neil deGrasse Tyson es estupenda: http://rookiemag.com/2012/07/an-interview-with-neil-degrasse-tyson/

  6. Posidonia
    Publicado: 10 7/12 a las 15:55 | Permalink

    Para ser una persona que encaja perfectamente en el perfil le tengo bastante manía a estas cosas, como que lo llevo con vergüenza y no llego a más que subirlo a instagram (of course). Acudir a un acto así me horrorizaría.

    Vamos, que me ha encantado el post.

  7. Badass
    Publicado: 10 7/12 a las 19:33 | Permalink

    Soy la única que piensa en Tavi como un personaje de la hora chanante?

  8. julia
    Publicado: 11 7/12 a las 1:29 | Permalink

    Tavi Gebinson inculta!

  9. Ana
    Publicado: 11 7/12 a las 13:49 | Permalink

    He entrado en el Tumblr de la susodicha Rookie… y le han llenado a un tal Cooper el coche de caritas sonrientes y flores y cosas con tipex de colores! O_o

  10. Manchasdetinta
    Publicado: 12 7/12 a las 4:37 | Permalink

    Sólo puedo decir una cosa ante este post:

    http://rookiemag.com/2011/10/diy-bitchface/

    Lo que no acabo de entender es la relación entre genialidades como este post (que no es único ni mucho menos; hay muchos del mismo estilo) con abalorios, purpurina y en general todo lo que cuentas aquí. Que desilusión :(

  11. Carmen Pacheco
    Publicado: 12 7/12 a las 4:47 | Permalink

    Quiero aclarar un par de cosas aquí porque no sé si se ha entendido muy bien mi postura en el post. Yo no conocía la Rookie Magazine. Eso lo digo desde el principio. La descripción que hice de ella en el post es lo que vi cuando pinché el enlace que me mandó mi amiga. Obviamente, no tuve tiempo de profundizar ni leerme esos posts geniales ni conocer el tipo de personas que fundaron la revista. Si fuera un artículo sobre la Rookie Magazine, desde luego debería haber hecho todo eso, pero en este post, y este blog en general, me dedico a contar experiencias subjetivas: en este caso la de ir a una reunión de adolescentes sentadas en el suelo haciendo coronas con flores y purpurina.
    Dicho esto, aunque la Rookie Magazine fuera sólo eso (que está muy claro después de lo que habéis linkado aquí, que no lo es) ni siquiera me parece mal o superficial, ni lo que vi allí me causó una mala impresión en absoluto. Lo que quise transmitir es la sensación de sentirte ajena a un evento social, en el que no encajas ni por edad ni por afinidades, pero que de alguna manera envidias. El ambiente que se respiraba en esa sala era amigable y las adolescentes no estaban allí posando ni haciendo el tonto, estaban concentradas en sus tareas. No he tratado de criticarlas en ningún sentido.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>