El País

La imposibilidad de unas cuñas de 12cm

Veréis, todo empezó hace unos días, cuando aún conservaba la energía positiva y el optimismo con el que yo misma me había envuelto de cara a afrontar la vuelta a España. Estaba tan de buen humor paseando por las mugrientas calles del centro de Madrid que todo a mi alrededor parecía interesante, incluyendo los escaparates que normalmente mis mecanismos de defensa me hacen ignorar. Y así, alegre y pizpireta, atraída por los carteles de rebajas, entré en una tienda.

Podría haber sucedido una tragedia, pero la fortuna –que no mi criterio-, guió mi compra y lo único que tengo que lamentar, a día de hoy, cuando ya me veo inmersa en un realismo español de posguerra, son unas cuñas con plataforma de más de diez centímetros que, aunque muy monas y baratas sinceramente, no creo que me sean nunca de ninguna utilidad.

Para empezar con ellas soy ridículamente alta. Normalmente mido 1,73cm según la física newtoniana y más de 1,75cm según un porcentaje significativo de la población masculina, porque si ellos miden uno setenta y algo, yo tengo que medir como mínimo 1,75, claro. CLARO.

Sólo podría caminar por la calle con semejante altura sin despertar el horror si a mi lado fuera un novio de 1,90 y la gente pudiera pensar: “Pobrecito, seguro que está medio sordo. Y ella va a encamarada a eso para poder hablarle, lo hace por amor”.

Pero imaginemos que las dos veces que he salido de casa con ellas puestas, y sin novio de 1,90, la primera persona con la que me he cruzado no me hubiera dedicado una mirada espantada, imaginemos que no fuera ese el problema. ¿Cómo se supone que se puede andar con ellas?

Cuando me paseé por la tienda me maravillé con lo cómodas que eran, lo bonitas que quedaban con unos shorts y lo fácilmente que mantenía el equilibrio. Pensé: “¿por qué me habéis ocultado siempre esto, malditas arpías? Esto no tiene nada que ver con el mundo tacón”. Pero una vez que das cuatro pasos bajo el sol, la planta del pie comienza a sudar y mis pies estrechos se deslizan por la suela como niños gorditos en los toboganes de un aquapark. Es completamente imposible caminar con ellas.

Podría decir que según salí de casa, al cruzar la primera esquina, decidí dar la vuelta completa a la manzana y volver por donde había venido para ponerme un calzado más sensato. Podría decir eso y ya sería ridículo, pero lo que de verdad ocurrió es que a mitad de la manzana me tuve que parar, sentarme en un banco antes de caerme, sacar unas chanclas que previsoramente llevaba en el bolso y volver a casa humillada, pero eh, con la cabeza todavía bien alta -según algunas fuentes, a 1,75cm del suelo-.

Creo que mi esperanza era de un -100% cuando hoy en la farmacia he comprado unas almohadillas antideslizantes de silicona diseñadas para sostener la planta del pie. Porque como todo el mundo sabe, la silicona transpira muchísimo y el pie no suda nada en contacto con ella. Tras la prueba de rigor he destinado las almohadillas a unos zapatos de invierno y a un lugar ni siquiera muy destacable en mi “Colección de cosas compradas en la farmacia que no han resuelto absolutamente nada”.

Y ahora es cuando vosotras compartís vuestras historias de dolor y sufrimiento en los comentarios y contribuís gentilmente a hacerme sentir mejor.

Esta entrada fue publicada en Hábitos, Moda

36 Comentarios

  1. ana
    Publicado: 26 7/12 a las 0:41 | Permalink

    qué me vas a contar a mí, que mido algo más de 1’80… es que ni me planteo comprarme unas porque oye, una tiene sus manías y casi que prefiero la comodidad de pasar por debajo de las puertas http://goo.gl/VfRUo

    pd. el otro día te vi comiendo en el Vips. después de estar un rato pensando *esa chica me suena de algo* me di cuenta de que eras tú y sólo con eso ya me sentí una acosadora…

    • Carmen Pacheco
      Publicado: 26 7/12 a las 0:43 | Permalink

      ¡¿Quién eras?! ¡¿En qué mesa estabas?!

  2. M.V
    Publicado: 26 7/12 a las 0:54 | Permalink

    Genial, mañana me enfrento a un cumpleaños con unas cuñas peores que estas….estaba motivadisima y engañadisima, ahora, Carmen, ¿qué me pongo en los pies? Soy tan masoca que me acabaré enfrentando a las cuñas, lo se.

  3. MissC
    Publicado: 26 7/12 a las 1:38 | Permalink

    Yo tengo los mismos problemas: gigantismo, pie fino y sudor a 40º. Mi solución pasa por comprar cuñas que se aten al tobillo, que sean de puntera peep toe o con tirita que pase entre el dedo gordo y su vecino y, lo más importante, que la suela sobre la que pisas sea de cuero, tela o cualquier material poroso y relativamente adherente. Lo barato siempre sale caro cuando te transforma en una mujer de 1.90.

  4. Fanny Guerrero
    Publicado: 26 7/12 a las 5:34 | Permalink

    Me pasa tan seguido y peor aún vivo en México donde en realidad no existe variedad de zapatos y tengo meses sin poder estrenar zapatillas que no me hagan medir 1.90 cm y bueno cuando encuentro zapatilla de tacón pequeño esta agotado el número 6 ya que solo llegan 2 o 3 de este número.

  5. Irene
    Publicado: 26 7/12 a las 9:29 | Permalink

    Yo no tengo el problema de la altura (soy peque 1,60) pero sí el del sudor (tengo hiperhidrosis, sudoración excesiva). Soy absolutamente incapaz de andar con sandalias de cuero planas en verano, ya ni te digo si son cuñas de 10 cm y con la planta de plástico/cuero o similares. No es que no llegue a la esquina siguiente, sino que directamente no puedo salir de mi casa… Mi truco en estos casos es, al igual que MissC,: planta de tela o del propio esparto que absorban el sudor. Problema, la mayoría de las cuñas no son así.

  6. Pepa
    Publicado: 26 7/12 a las 9:32 | Permalink

    A mí las funditas esas de silicona no me sirven, pero lo que sí que me va bien (un rato, milagros no hace) es ponerme un salvaslip (o medio) en lugar de la fundita: es blandito, no te hace sudar y si sudas, te lo absorve. Eso sí, no te quites los zapatos en público! ;)

  7. olga
    Publicado: 26 7/12 a las 10:20 | Permalink

    os dejo un truco que hago cuando por el sudor se me resbalan los pies. Simplemente le pongo gotitas de cola (pegamento) repartidas por la parte que está en contacto con la planta del pie, así cuando estan secas las gotitas la superficie deja de ser plana y resbaladiza, funciona os lo juro, además cuando las gotitas de cola se secan se quedan transparentes y no se notan

  8. Publicado: 26 7/12 a las 11:17 | Permalink

    hija, es que esos tacones están hechos para las bajitas… como yo, solo que como mi novio no es muy alto (en su opinion, 1,78, pero sin comprobación científica) y si me pongo tacones se siente acosado en sus dominios en las alturas, paso de los tacones salvo para eventos especiales (entrevistas, bodas, bautizos) y ando por la vida con unas bailarinas gastadas o unos playeros (todo muy glamuroso, sí). de hecho, cuando voy a eventos especiales, siempre me llevo mis bailarinas gastadas en el bolso megagigante por si acaso…

    me voy a apuntar el truco de olga para probarlo…

  9. Verónica
    Publicado: 26 7/12 a las 11:18 | Permalink

    A mí me pasa al contrario que a Carmen, tengo el pie ancho y no veas como me hacen daño los zapatos por todas partes. Aprendí a la fuerza, no es fácil dejar el café o el tabaco, lo que no tiene disculpa es estrenar zapatos en la calle pudiéndolo hacer en casa, te los pones un diíta entero y ya verás como ganas algo, yo incluso me los pongo con calcetines para que se amolden. En cuanto a las cuñas tan altas, visten el pie muchísimo, quedan preciosas pero el efecto de altura que te da es de un postizo imposible; quedan bien a adolescentes o a chicas que midan menos de 1.6 y quieran ganar altura. Tengo unas de verano en blancas y rojas y otras en negras de entretiempo las dos de más de 10 cm, el resto de mis tacones -que tengo por tener, porque soy coqueta- todos hasta ocho, ¿¿¡¡¡¡por qué ya no se fabrican como antes los de 4 ó 6!!????

    • Cali
      Publicado: 26 7/12 a las 11:58 | Permalink

      “¿¿¡¡¡¡por qué ya no se fabrican como antes los de 4 ó 6!!????”

      ¡Exacto! Este año no me he comprado sandalias. Yo no mido 1’73, más bien 1’53 y necesito algo de tacón si quiero que se me vea algo. O venden bailarinas o venden taconazos de impresión. ¡Quiero un punto medio!

  10. Kelly Slater
    Publicado: 26 7/12 a las 11:55 | Permalink

    Porque no pruebas a echarle parafina, la cera que usamos los surfistas para la tabla de surf, en la zona de la sandalia que esta en contacto con el pie, además estas ceras tienen olor (coco, fresa, platano, etc..) con lo cual se disimula el olor a gruyere.

    • Espita Gorgorita
      Publicado: 26 7/12 a las 12:27 | Permalink

      Ostras! Qué idea más buena!

  11. Publicado: 26 7/12 a las 12:17 | Permalink

    Estoy de acuerdo con lo de tacón de altura media! A mi no me gustan demasiado los tacones. Soy de sandalia plana, chancleta o deportivas, pero cuando hay que arreglarse, parece que solo puedo ponerme taconazos de 10cm para arriba…

    Por cierto, yo lo único que tengo son cuñas porque soy INCAPAZ de andar con tacones. COMO UN PATO MAREADO.

    Y yo mido 1,67 y me quedo a la altura de mi novio, pero eso me da un poco igual XD

  12. Publicado: 26 7/12 a las 13:22 | Permalink

    !Hay qué bueno! en realidad me encanta que lo que me pase a mí sea compartido por el resto de féminas. Me pasó lo mismo ayer con unas cuñas de color gris, muy bonitas que me acabé comprando y que cuando llegué a casa probé y… ya no eran tan bonitas, me rozaban un montón y se me iba el pie hacia delante que daba gusto…

  13. Laia
    Publicado: 26 7/12 a las 13:24 | Permalink

    Yo tengo otro truco: esparadrapo de tela en la suela! Aunque lo mejor es comprarse zapatos con tacones bajitos, para qué nos vamos a engañar.

  14. Lahierbaroja
    Publicado: 26 7/12 a las 13:51 | Permalink

    Pues a mí me pasa al contrario… no sé andar con bailarinas, me molestan, me rozan… es cierto que soy bajita, pero tampoco tanto, así que siempre voy en tacones, sean como sean. Sí que coincido que esas cuñas dan una impresión de altura ficticia, e incluso algunas son un poco bastas (tengo unas que compré el año pasado y cuando las saqué del armario para ponérmelas pensé “¿En qué estaría yo pensando?”) pero bueno, sí que me las pongo.

    Total, yo encantada con los tacones (eso sí, mejor en invierno, que con el sudor una va más incómoda). Sé que es normal, que mucha gente lo hace, pero no entiendo la costumbre de llevar siempre unos zapatos de recambio en el bolso. O lo mismo es que yo soy masoca: si salgo en tacones, voy en tacones toda la noche. Si no, salgo en otros zapatos menos aparentes y ya está. Estuve hace poco en una boda y fui la única que estuvo toda la noche con los tacones. Creo que hay que ser consciente de cada uno: me encantan los tacones de aguja pero como sé que no aguanto con ellos, no me los pongo. Tampoco pasa nada. ¡Que cada cual vaya cómodo y punto!

  15. elena martín
    Publicado: 26 7/12 a las 15:02 | Permalink

    dios… me probé esas mismas y pensé que era una diosa en el probador con unos pantalones muy cortos, y hacían un gran favor a mi 1,60 (redondeando..)… apunto estuve de comprarlas pero la sensatez llegó a mí en forma de afirmación “las diosas y las divas no salen a la calle”, a lo que me queda decirte: fuiste una diosa en lo que duro dar la vuelta a la manzana… algo es algo :)

  16. Joita
    Publicado: 26 7/12 a las 15:32 | Permalink

    Para no se me resbalen los pies yo pongo un poco de laca, que seguro que todas tenéis, y listo. Se fija el pie increíblemente, probadlo! lo leí en una web que tiene Tyra Banks, y funciona! Eso si, no lo pongáis en suelas de piel, podéis cargaros la piel y no se adhiere, pero por lo demas es genial ese truco.

  17. Carla
    Publicado: 26 7/12 a las 16:06 | Permalink

    Voy a probar lo de la laca. Hoy mismo llevo los pies llenos de tiritas, porque después de un día entero en Madrid con mis cuñas preciosas/comodísimas tengo los pies llenos de ampollas de irme resbalando constantemente. Pero es que sientan tan bien…y a pesar de mi 1,73 de altura (según mi enfermera) no me puedo resistir a volver a ponérmelas cuando se me han curado las ampollas (sí, soy un poco masoca).

    Del único modo del que soy capaz de llevarlas en ponérmelas solo una vez he llegado a la ofi, y el aire acondicionado evita que el pie me sude sin control.

  18. Gabriela
    Publicado: 26 7/12 a las 16:28 | Permalink

    Qué risa! me sentí identificadísima! Yo tengo 2 cuñas en mi armario. Unas no las uso porque además de todo lo aquí descrito, pesan muchísimo! Las otras, cuando las uso siento que voy en una mecedora, el pie no tiene la flexibilidad normal y y es toda una odisea poder dar un paso sin parecer robot.
    Un fracaso total!

  19. Sonia
    Publicado: 26 7/12 a las 18:23 | Permalink

    Procedo a medir mis tacones-cuñas: 12 cm :-)
    Son incómodas, sí, pero dime tú si algún zapato que no sea crocs o crikets son cómodos.
    Yo estoy encantada. Eso sí, me las quito y vuelvo a sentir lo que es andar de verdad

  20. Carmen Pacheco
    Publicado: 26 7/12 a las 19:38 | Permalink

    Recopilemos los trucos que habéis sugerido:

    -Gotas de cola seca.

    -Salvaslip oculto.

    -Cera de surfista (esto parece muy interesante pero no está probado).

    -Resina de escalador (lo mismo que lo anterior).

    -Laca.

    -Esparadrapo de tela.

    -Plantilla recortada.

    Os diría que pienso probarlo todo pero es que lo de la altura no tiene solución.

  21. Vega Vogler
    Publicado: 27 7/12 a las 2:57 | Permalink

    De acuerdo en lo de que son incómodas pero totalmente en contra de que no están hechas para las altas. Yo mido 1,77 y cuando me pongo tacones voy encantada con mi 1,90. ¿Qué hay de malo en ello? Actitud, señoras, ¡sea cual sea nuestra estatura!

  22. claudia
    Publicado: 27 7/12 a las 3:27 | Permalink

    Probar un producto que venden en la farmacia que se llama perspirex. Lo hay para las manos , las axilas y los pies. Es un poco caro, pero vale la pena.

  23. Lurdes
    Publicado: 27 7/12 a las 15:27 | Permalink

    Pues yo siempre que salgo o tengo que ir un poco arreglada, recurro a un buen tacón, porque me encantan. Así que estoy tan acostumbrada a subirme a 13 cm que cuando llevo cuñas altas me parece que llevara zapatos planos.
    Tengo que decir que yo el 1,75 no lo veo ni en sueños jaja

  24. Yol Violet
    Publicado: 27 7/12 a las 20:45 | Permalink

    Yo no tengo el problema de la altura excesiva, porque más bien soy tamaño llavero. Pero hace siglos que renuncié a llevar taconazos porque no sé andar con ellos, y no me gusta eso de ir por la calle en plan velocirraptor.

    Sí que es verdad que, estéticamente, los tacones quedan bien (siempre que sepas andar con ellos, claro), y cuando son de una altura más moderada no tengo mucho problema con ellos. Este año mi solución ha pasado por comprarme unas sandalias de cuña en una sección de zapatería para niñas. Como se supone que no es muy normal que una niña lleve unas cuñas de 12 cm, ahí pude encontrar un tacón no asesino de unos 5 cm. El diseño está guay porque sólo se diferencia de unas cuñas adultas en la altura, y además tienen suela de tela, así que soy feliz <3

  25. Publicado: 28 7/12 a las 12:27 | Permalink

    Pues mira, con todos mis respetos, voy a intentar dar una solución a lo de la altura. Si una es mujer, femenina y coqueta, a la que le gusta los zapatos de tacón o ir en las alturas por encima de todo, debe calzarse los zapatos que guste y desee y ponerse el mundo por montera, porque no hay nada más sexy que una mujer segura de sí misma. Yo también llevo la cabeza bien alta (1.70), tengo un novio que tiene la misma altura que yo y amo los zapatos de tacón por encima de todo. De hecho cuando le conté a mi madre que salíamos lo primero que me pregunto fue, “¿Cuánto mide él?” seguidamente de un “hija, con lo que te gustan a ti los tacones”. Pero he aprendido que el amor no conoce de alturas y mucho menos de zapatos de tacón. Así que si me quiero poner mis 10, mis 11 o mis 12 cm extras, me los voy a poner igualmente, porque una tiene que hacer lo que a ella le guste y no a lo que el resto le guste opinar ya sea por gusto, por estética, por envidia o por complejidad, ya que está más que demostrado, que el gusto de los demás es el más insignificante y el más variable de todos.
    Desde aquí, yo te animo a que soluciones el minúsculo problema del deslizamiento del pie (que para eso hay soluciones y muchas), que intentes mirar de nuevo con otros ojos a tus fabulosas cuñas que tanto te enamoraron la primera vez (los flechazo, sí, existen de verdad) y que te las vuelvas a calzar y darles una nueva oportunidad enseñándole al mundo que a ti (sí, a ti) te gusta ir en las alturas (aunque ello suponga llevar la cabeza a casi 2 m), que no tienes complejos y que esas cuñas son fabulosas y te quedan genial.
    No somos Alessandra Ambrosio, pero podemos ser igual o más sexy.
    Un saludo.

  26. M. Jose Contreras
    Publicado: 28 7/12 a las 16:28 | Permalink

    Son alegres y divertidas. Por otro lado frustrantes, cuando te bajas de tu apéndice y compruebas que te encontrabas con tu yo ideal. Son adictivas, de todos los colores. Te crees seductora, el problema viene cuando ligas y tienes que desprenderte de ellas, es peor que desnudarte, te ruborizas solo de pensarlo, claro que pasado el trance vuelve a tu normalidad. “Qué seria sin ellas”?.

  27. rocio
    Publicado: 30 7/12 a las 11:41 | Permalink

    hola guapa buenos dias
    yo llevo cuñas superalta y me encantan
    aunque he de reconocer que tienen que ser comodas sino no veas luego jajaj
    http://www.itloves.com
    novedades unicas en españa (colecciones de calaveras, pinchos, cruces, etc.)
    promociones diarias por facebook y sorteos y regalos si te agregas a facebook
    mandanos tu invitación !!!!!!!

  28. Marisol
    Publicado: 2 8/12 a las 9:14 | Permalink

    PERO SI SON PRECIOSISISMAS! Sencillas pero muy bonitas!!

    Por dios no me digas que no te las vas a poner, y las vas a e desterrar? 0.o
    Bueno he de reconocer que mis “1,65″ son óptimos para subirme al andamio como mi hermana les llama, y que mi obsesión por todo tipo de zapatos es preocupante.

    De todos modos, os animo a que os pongáis megacuñas, sientan de lujo también a mujeres altas!!!(incluso mejor diría yo)

    =)

  29. Alba
    Publicado: 23 8/12 a las 17:49 | Permalink

    No soy de comentar, pero mido 1’75 y gracias a la gente que piensa como tu, y esas tonterias de no poder salir de casa con tacones sin un novio de metro noventa, son las que me han hecho mil veces no lucir mis piernas como ahora lo hago, si, siempre he tenido el tipico complejo de salir de fiesta y ser mas alta que la mayoria de los chicos que alli habia, y que? yo tan feliz, con mis taconazos de 15 cm y ningún complejo,si, reconozco que algunos, no todos, no son la maxima expresión de la comodidad, pero por eso defiendo que si una chica no se los pone, no sea porque la hace alta si no porque de verdad le son incomodos, eso de que los tacones son para las bajitas….no quedaran mejor en unas piernas de 1.10 casi como las que tengo yo?y por cierto si, la mayoria de las veces no me suelen hablar mucho los tios normales, pero que sepais que las chicas altas y si son monas, destacan mucho mas, y gracias a mis taconazos, que me encantan, he conseguido que chicos imposibles, me pregunten hasta que si soy modelo, asi que yo lo siento, pero no renuncio al estilo por tonterias, ademas, ya llegara algun dia un chico de 1’90..y si no, mala suerte!

  30. Antonio
    Publicado: 6 9/12 a las 11:09 | Permalink

    Para todas las chicas. Os lo dice un chico que mide 1m77. A mí me encanta que mi pareja lleve cuñas y plataformas.

    Tengo una amiga que mide 1m89 y no se priva de calzar ese tipo de sandalias. También tengo una compañera de trabajo que mide 1m51 que las calza por “necesidad” (palabras textuales suyas).

    Sea como sea y con independencia de la altura de la persona(aspecto que para mí no tiene ninguna importancia) unas buenas sandalias de cuña hacen que la chica sea feminina, sexy y atractiva.

    Obviamente soy plenamente consciente de que lo primero es la seguridad y la comodidad de la persona, pero solventados ambos puntos, os imaginareis que en veranos me recreo la vista ya que a fin de cuentas ese tipo de calzado es para lucirlo y lucir,a la persona.

    Así que, si podeis, os animo a lucir vuestras sandalis sin ningún tipo de consejo.

    Besitos a todas.

  31. Silvia
    Publicado: 18 9/12 a las 15:53 | Permalink

    Después de leer tooodos los comentarios, dejaré el mio también! =D

    Yo mido 1’70 y tengo novio de 1’90 desde hace algunos años ya… Por fin !!
    Siempre, no se por qué exactamente, me ha dado un poco de repelús ver por la calle o en cualquier otro lugar a una pareja en la que ella sea más alta que él… Es una tontería, pero es lo que hay…

    La verdad es que yo uso unas plantillas con los zapatos que se me escurren y problema resuelto… pero no son de la farmacia, las compré en “Aldo”, me sacaron los ojos por ellas, pero como digo, no resbalan ni me han dado problemas!
    También he descubierto el maravilloso mundo de las cuñas hace relativamente poco y estoy encantada… mucho mejor que los tacones, aunque todo es practicar =D

  32. José
    Publicado: 19 10/12 a las 18:23 | Permalink

    Me encantan las chicas con tacones o con cuñas. Y me da absolutamente igual que sean más altas o más bajitas que yo (1’74). Hay chicas que piensan que si lucen más altas que un hombre, éste no va a estar interesado en ellas, porque se sentiría “menos” que ella. Supongo que habrá de todo, pero desde luego que eso no es una norma general. Y el mejor ejemplo es el de Bernie Ecclestone, que con sus 1’60 de estatura y 82 años de edad, se va a casar con una chica 45 años más joven que él, y bastante más alta. ¡¡La que diga algo sobre el factor económico es que es una mal pensada!!

  33. Publicado: 4 1/14 a las 7:09 | Permalink

    Great post. I love your format with the takeaway. Check out The Corporate Court.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>