El País

Envidiar un bosque de alimentos

En los días festivos, cuando brilla el sol y por una vez el césped de esta ciudad está seco, parece como si en Seattle tocaran a tres personas por parque. Es un fenómeno que no acabo de entender y os juro que empieza a inquietarme.

Pues nada, todo para mí.

Hoy he visitado cuatro parques: Jimi Hendrix Park, Judkins Park, Jefferson Park y Seward Park. Y no estoy hablando de parquecillos; este último tiene sus propias rutas de hiking por las que caminar, en pleno centro de Seattle. Aún así, he visto a más ardillas que personas.

Encuadre incomprensible

Me he enamorado de esta ciudad hasta un punto jodido y doloroso (me entran ganas de llorar con sólo pensar que en mes y medio tengo que volver) por su increíble combinación entre modernidad urbana, naturaleza y ausencia de gente dando el coñazo. En cierta forma, es una ciudad muy Bola de Dragón. Me atrevería a ir más allá, es una combinación del urbanismo de Ghost in the Shell y la naturaleza de cualquier peli de Miyazaki. Es exactamente cómo creo que una ciudad debe ser.

O mejor dicho, creía. Porque hace poco descubrí que las ciudades podían ser aún mejores; fui el día en el que leí acerca de Todmorden.

Todmorden es un pueblo cerca de Manchester donde todas las zonas verdes están dedicadas a cultivar plantas comestibles. El proyecto se llama Incredible Edible y su objetivo es que Todmorden sea autosuficiente en cuanto a alimentación en el 2018.

Un pueblo donde la gente va cogiendo tomatitos y lechuguitas de aquí y de allá según los necesite, puede parecer el delirio utópico de alguien que le está dando demasiado a las varitas de incienso. Pero a estas alturas de la película, tal y como están yendo las cosas, hay que ser bastante cateto para saltar con prejuicios y sarcasmos cada vez que se propone una iniciativa de este tipo.

No os preocupéis, se puede ser cierrabares y vegetariano, y se puede ser sextuitera y ecologista. De hecho, hacer cosas constructivas de vez en cuando, reduce el índice de imbecilidad. Lo que sí se requiere, para que algo así funcione, es un mínimo de educación. Mi primer razonamiento es que una iniciativa así en España fracasaría porque la gente arrasaría con todo. Pero aunque a los españoles nos fascina lo gratis, nos molesta como al que más que se nos pudra la comida en la nevera. De toda la vida, la gente en los pueblos, después de almacenar y hacer conservas con los productos de su huerto, le ha llevado una bolsa de tomates a su vecino, por que si no, se iban a echar a perder.

Ése es el espíritu del Incredible Edible en Todmorden y del Beacon Hill Food Forest de Seattle. Cuando me enteré de que existía una iniciativa parecida y que además estaba en Seattle volví a creer un poco en la Humanidad.

Si todo va bien aquí habrá un bosque de alimentos.

Un bosque de alimentos no es un huerto. Es un diseño de jardín en el que se imita la distribución natural de un bosque pero con plantas de huerta. Se añaden también plantas que protejan a otras de plagas y de esa manera se recrea un ecosistema en equilibrio que requiere menos mantenimiento. Es una iniciativa moderna, creativa y práctica, y como aquí son así, ha recibido 100.000 dólares de financiación por parte del gobierno de Seattle.

Ilustración: Beacon Food Forest

Quería ir hoy a visitar el Beacon Hill Food Forest, hablar con alguien de allí y observar cómo se está poniendo en marcha el proyecto, pero es festivo los invernaderos estaban cerrados. En el terreno, sólo unos cuantos árboles forman ya parte de la fase uno.

De pensar que tener un huerto es cosa de señor de pueblo (y que sólo hay una forma de hacerlo) a pagar el doble por productos orgánicos (ni siquiera porque sea más sano, sino porque sabe a algo) hemos recorrido un camino ridículo. Uno de los muchos que ha tomado mi generación. Dejo la idea del Incredible Edible y Food Forest y como siempre, me alejo despacito para que no desconfiéis y las toméis si creéis que merecen ser comentadas, difundidas, adaptadas y hasta ejecutadas. Hay jardines en los que merece la pena meterse.

Esta entrada fue publicada en Lugares, Movidas

7 Comentarios

  1. Publicado: 29 5/12 a las 17:01 | Permalink

    Preciosa iniciativa, pero si, triste que en España sería una lucha continua por conseguir algo de comida gratis. This is Spain. Y en Canarias ni te cuento. 40% de paro de la población activa y encima escasísimas zonas verdes en la ciudad XD

    En fin, tu disfrútala mientras puedas!

    (Estoy viendo The Killing, que está ambientada en Seattle, y fijo me acuerdo de ti! jajaja)

  2. Publicado: 29 5/12 a las 18:55 | Permalink

    ¿Has ido ya al museo de la ciencia ficción? A mi me gustó un montón :D

  3. Publicado: 30 5/12 a las 10:57 | Permalink

    Quiero irme a vivir a Todmorten ya.

  4. Publicado: 30 5/12 a las 11:56 | Permalink

    Siempre me ha encantado esa ciudad!!!

  5. dianespotting
    Publicado: 30 5/12 a las 17:43 | Permalink

    ¿Por qué destino me hiciste nacer en España? ¿por qué!?… clamo yo al cielo un año después de asistir a la reunión de mancomunidad de la casa de mi madre donde se decían cosas como “pues si las raíces de los árboles molestan, levantamos los parques y cemento eh” “si es que para lo que cuesta el mantenimiento no sé cómo no nos planteamos un parque de césped artificial”…. contra esto qué haces? qué argumentos?….ay

  6. MiukuM
    Publicado: 6 6/12 a las 13:24 | Permalink

    Algo similar están haciendo un amigo y sus vecinos aquí en Madrid, más concretamente en las Tablas. Han decidido dedicar una parte de un jardín público – descampado a cultivar patatas, tomates, cebollas y lo que pillen. Así tienen las zonas verdes más verdes (nadie las cuidaba) y las disfrutan todas las familias del barrio :D
    Y lo malo precisamente no es que se lleven las frutas del huerto, que yo tmb lo pregunté, sino que la burocracia es muy lenta y nadie concede ni deniega los permisos :(

  7. Jasi
    Publicado: 11 6/12 a las 20:10 | Permalink

    En Spain están las ecoaldeas. Matavenero mismo, en Leon:

    http://www.vivaleon.com/ecoaldea_de_matavenero.htm

    Saludos

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>