El País

El renacer del orden

Me da un poco de rabia cuando me veo retratada en una sitcom, pero me pasa todo el rato. Ayer (bueno, ayer en mi pantalla…), Liz Lemon, el personaje que interpreta Tina Fey en “30 Rock”, le decía a un compañero que se había gastado cientos de dólares en comprar todo tipo de envases y organizadores para poner fin de una vez al caos de su entorno, renacer y comenzar una nueva etapa de su vida, cual ave fénix. Hace una semana, yo volví de unos cuantos viajes al Tiger y a los chinos, con el mismo espíritu.

Pero de todos los propósitos primermundistas de darle un vuelco a nuestra existencia ­–cortarnos el pelo, apuntarnos al gimnasio, comprarnos una thermomix o prender fuego a nuestra antigua oficina–, reordenar la casa es, creo yo, lo que más beneficios tiene. Porque obviamente, no nos va a cambiar la vida, pero no está de mal hacer limpieza, soltar lastre y prepararnos para recibir el caos otra vez.

No es que mi casa haya estado nunca muy desordenada, y menos desde que sigo la regla del minuto. Mi problema era estructural y por eso, no creo que sirva de nada ponerse a ordenar sin una fase de planeamiento previa, donde tracemos una estrategia y definamos cambios.

Mi cocina tiene más o menos las dimensiones de una pantalla de tetris, en un reloj Casio, y la gestión eficiente de ese espacio era algo que mi cerebro, más desarrollado en otras áreas, no podía afrontar.

Sin embargo, una vez pasado lo peor –y a pesar de mi habilidad natural–, cuando no sólo conseguí organizarlo todo bien, sino al fin darle un aspecto bonito y  acogedor, resultó que ya no odiaba tanto cocinar, y sorprendentemente he batido mi record de días consecutivos sin salir a comer fuera (Dos días. No, es broma. No, no es broma).

Lo que más me ha cambiado la rutina es dar por fin con unas bandejas con las medidas perfectas para mi frigorífico, que funcionen como cajones en todas las baldas, para que no se me queden cosas sin controlar al fondo y funden su propia nación. Aquí un ejemplo:

 

Fuente: Pennies and Blessings

Pero os añado unas cuantas ideas con las que me topé en mi búsqueda y que espero que os sean de ayuda. Sobre todo me fascina el uso de las barras de tensión y el reciclaje de los tubos del papel higiénico:

Fuente: Pinterest

Fuente: Instructables

Esta entrada fue publicada en Hábitos, Reciclaje, Trucos

12 Comentarios

  1. leonor
    Publicado: 6 9/12 a las 7:36 | Permalink

    Aleeeeee lo de los cables lo copio YA, ya los tengo en una caja pero así no se me enredaran dentro de la caja :)

  2. Publicado: 6 9/12 a las 9:09 | Permalink

    Halaaaa! Como te vea el Mikel con las patatas en la nevera te va a dar pal’pelo… por lo demás, muy pulcro, sí señora! alguna ideilla me voy a coger, que estoy “redecorando” mi vida

    • Merak
      Publicado: 6 9/12 a las 12:49 | Permalink

      Esto… Dudo que sea la nevera de Carmen. No solo porque cita la fuente de la imagen, sino porque hay leche. Y a Carmen, hasta donde yo sé, no le gusta la leche. Para más información, lee Memorama y el día en que se hizo una taza de té.

      Tengo el propósito de copiar lo de los rollos de papel, pero se acabará quedando en eso, en propósito. Aun así, gracias por alegrarme el día. Como siempre, genial.

      Ah, y tu hermana debería dibujar pero YA una tira de “Carmen y las cosas” en la que la cocina te dedique cientos de <3 por empezar a usarla. Semejante cambio se merece un homenaje :) .

      • María
        Publicado: 6 9/12 a las 18:26 | Permalink

        Yo también me he acordado del comidista!y también me he dado cuenta de que no debe ser la nevera de Carmen porque cita la fuente, pero la verdad es que el hecho de que cites tanta información sobre Carmen, un poco de miedito da. Yo leo el blog y tengo mucha memoriaasí que también recuerdo las cosas que citas, pero expresado así, lo dicho, da miedito.

        • Merak
          Publicado: 6 9/12 a las 18:59 | Permalink

          Cuando me apasiona o simplemente me gusta mucho algo o alguien no solo tengo buena memoria, sino que rozo la psicopatía. Con el nombre de mi profesor de polaco encontré su curriculum, su FB, las ponencias que iba a dar en los próximos meses, dónde había trabajado, su blog personal (en polaco) e incluso vídeos en YouTube. CIA, ven a mí.

          Con Carmen no es el caso, no me he puesto a investigarla ni nada. Pero la sigo desde hace años, he leído más de una vez casi todos los post de Memorama y los de Sujeto de Pruebas, y… soy incapaz de acordarme de las fórmulas fraseológicas para traducir testamentos del inglés al español (y debería, porque estudio traducción), pero me acuerdo de que a Carmen no le gusta la leche. ¿Memoria selectiva? ¿Psicopatía? ¿Ambas? Juzga tú misma.

  3. Cali
    Publicado: 6 9/12 a las 12:30 | Permalink

    Pues lo de los tubos me gusta. Sólo tengo dos cargadores y un usb que uso regularmente, pero cuando abro el cajón parecen 27.

  4. Silvia
    Publicado: 6 9/12 a las 12:44 | Permalink

    Y si no siempre puedes ponerte en contacto con Made To Order. Ordenan neveras, despensas, bibliotecas, armarios, cajones, estudios, casas enteras… A tu gusto o al suyo. De momento sólo en la provincia de Barcelona. También ofrecen coaching para atreverse a tirar cosas y se encargan de escoger el mobiliario óptimo para conseguir el orden en caso de no contar con él, comprarlo, gestionar el envío a domicilio y el montaje. Razón aquí.

  5. Maria Entropia
    Publicado: 6 9/12 a las 13:07 | Permalink

    Yo un dia llegue de vacaciones y como todo el mundo dice que para vencer el periodo post vacaional hay que emprender nuevas tareas, pues dedici que debia ordenar la casa, ya que soy tan desordenadilla que me fui de vacaciones dejando todo manga por hombro, pensando que , no sé, quizas viniesen los diminutos y me la reorganizarán, o que tal vez, viniese una banda de rumanos y me robasen hasta las llaves de la luz, evitandome la tediosa labor de limpiar y organizar mi casa a la vuelta, por eso no deje echada la cerradura de seguridad y deslize una cadena de oro (bueno bisuteria en realidad) por debajo de la puerta a modo de cebo.
    Pero no, nada de eso paso, asi que no me quedo más remedio que para pasar el shock postvacacional me lanze a aconsejada y relajada terapia recomendada por muchos gurus de ordenar mi casa. Empezé poco a poco, y uff rapidamente me empezé a relajar demasiado, asi que no tuve más remedio que triscarme varios red bull, acompañados por un chorritin de nada de vodka (por eso de quitarle el sabor a medicamento). Esto provoco en mi que las siguientes 72 horas restantes de vacaciones, antes de reincorporarme como maestra de jardin de infancia, me las pasasé en una voragine de ordenación como poseida por el espiritu de Mr. Propper meets Speedy Gonzalez. El resultado fue sorprendente cuando términe, no podia haberlo imaginado nunca en todos estos años…, yo que habia pensado que habia estado viviendo hasta ese dia en un piso de 45 metros cuadrados resulto que en realidad era un duplex de 200.

  6. Publicado: 6 9/12 a las 14:00 | Permalink

    lo de los rollos de papel para los cables es la mejor idea dyo, handmade, crafts etc que he visto en mucho mucho tiempo. Plas plas plas.

  7. dianespotting
    Publicado: 7 9/12 a las 12:53 | Permalink

    Oh! Yo quiero todas esas ideas de organización ya! La de los rollos de papel higiénico es un master and commander!
    Y la comida de la nevera también

  8. Publicado: 12 9/12 a las 12:34 | Permalink

    esta tarde me independizo y voy a mirar tus fuentes YA. porque odio el maldito desorden…

  9. Publicado: 12 9/12 a las 13:27 | Permalink

    Me flipa tu nevera, o por lo menos tal y como la tienes ahora, y es que no hay nada que me guste más que ver alimentos correctamente ordenados, con sus colores y formas en perfecta armonía. Y la idea de las barras para los zapatos… ¿cómo no se me había ocurrido antes?

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>