El País

5 razones por las que no debes perderte “Girls”

Aunque, con los tiempos que corren es imprescindible, por propia seguridad, que uno se mantenga alejado de productos audiovisuales de nombre tan genérico y femenino como “Girls”, he aquí la excepción que confirma la regla: una labor creativa excepcional, una conjunción de circunstancias poco habituales en la industria, una serie fantástica.

Pero como entiendo que los avatares vitales de un grupo de chicas que vive en Nueva York no es un argumento que pueda seducir a telespectadores aburridos ya de variantes, más o menos indies, de “Sexo en Nueva York”, procedo a enumerar unas cuantas razones por las que, con “Girls”, merece la pena ignorar los prejuicios.

 -La falta de autocensura: Es muy poco habitual encontrar un producto narrativo que trate temas tan controvertidos como las drogas, el sexo o el aborto con la ligereza y frescura con la que se trata en “Girls”, sin que sea una ligereza y frescura tan pretendida que acabe por estomagar. Las veintañeras de “Girls” lidian con estos temas, de la misma forma que una veinteañera real lidia en su día a día. Sin autocensura ni exhibicionismo porque no hay nadie mirando. Que los guiones de esta serie estén escritos de la misma forma es algo que, después de haber visto toda la temporada, aún me sigue sorprendiendo.

-Lena Dunham: Esta neoyorkina de veintiséis años es el ejemplo de mente privilegiada que nace en el entorno idóneo para desarrollar toda su capacidad. Tal vez porque se ha criado entre artistas de éxito y gente del mundo del espectáculo y la moda, es inmune ya a deslumbrarse por todo eso, y es capaz de escribir, dirigir y protagonizar ella sola, un producto en el que yo sólo puedo ver un ejercicio constante de sinceridad. “indie”, “hipster” o “mainstream” son etiquetas con las que Lena Dunham debió jugar a las muñecas, y a esta temprana altura de su vida, ya es capaz de dedicarse a crear, sin preocuparse por ellas.

-El personaje de Jessa: Jemina Kirke es amiga de Lena Dunham e interpreta, tanto en su primera película, “Tiny Furniture”, como en “Girls”, al mismo tipo de personaje: la típica chica, cuya extraordinaria belleza y dinero le permiten comportarse de manera errática y excéntrica, respondiendo sólo a su propio antojo. Una personalidad así, verdaderamente libre, sin mezquindades, complejos ni necesidad de llamar la atención, es de por sí maravillosa, pero si además uno sabe que Jemina Kirke ha confesado estar interpretándose, con algunos toques de intencionada parodia, a sí misma, verla en acción es todo un lujo.

- El sexo: Hay dos elementos que transmite el sexo a través de una pantalla. Uno es la naturaleza del acto sexual en sí y otro la intención de quien lo filma. El contraste entre ambos elementos es lo que conforma el resultado (de ahí la gracia del porno amateur). Se puede observar una violación desde un punto de vista tan eróticamente agradable que haga sentir culpable al espectador sin parafilias, y se puede filmar también a dos personas que estén disfrutando mucho, de la manera más sórdida imaginable (de esto se encuentran muchos ejemplos en el cine español). Pero pocas veces en mi vida he sido espectadora del sexo de una manera tan realista como aparece en Girls. La intención narrativa apenas se entromete en la escena y uno puede apreciar toda la ternura, la torpeza, y la sexualidad pura y dura que son capaces de expresar los actores. Incluso puede apreciarse, sin sobreactuación (y esto es poco habitual, salvo en el mejor porno) la distancia mental –a veces un abismo-, que hay entre las protagonistas y su parejas. Girls es una de esas series de HBO donde en todos los capítulos hay escenas de sexo, pero la única en la que lo encuentro plenamente justificado.

-La vida: La historia del adolescente o el postadolescente que trata de encontrarse a sí mismo y la forma de encajar con su entorno se ha contado ya muchas veces, especialmente con Nueva York de fondo. Pero cada experiencia vital es distinta, y el valor de la historia está en los matices que se logra transmitir. Es un lujo encontrar esto, adaptado a nuestro presente, y en forma de serie entretenida, con la que además poder reírse desde el sofá.

Esta entrada fue publicada en Entretenimiento

12 Comentarios

  1. Yol Violet
    Publicado: 30 8/12 a las 9:22 | Permalink

    Serendipia! Llevo unas semanas obsesionada con esta serie. Que a ti también te encante sólo puede sumarle puntos! :D Me quedan aún un par de capítulos por ver, estoy viendo la temporada muuuuy despacio porque me da pena terminarla. Es curioso, porque a priori el planteamiento no me llamaba nada la atención, y el primer capítulo no me gustó especialmente… Pero le di otra oportunidad y ahora no sólo me gusta sino que la adoro <3

  2. Ella
    Publicado: 30 8/12 a las 10:24 | Permalink

    Representa la realidad con tanta normalidad, que es maravillosa. Suscribo punto por punto lo que has escrito.

  3. Raquel D.K.
    Publicado: 30 8/12 a las 10:37 | Permalink

    Cuando vi los primeros diez minutos de la serie y comprobé que Hanna era (casi) el personaje principal, me dije “Qué raro…el personaje principal no es un pibón”…pero tres minutos más tarde entendí que, por suerte, aún existen talentos tan magnéticos que hacen que un físico despampanante sea algo completamente secundario para hacerse un hueco en esta industria (de hecho, ahora todas le haríamos un hueco a Lena Durham como nuestra mejor amiga, aunque para eso hubiera que eliminar a la actual).

    Yo, personalmente, tuve que forzarme activamente a desintoxicarme de Jessa/Jemima Kirke (aún no sé de cuál de ellas me he enamorado) antes de que su marido solicitara una (merecida) orden de alejamiento contra mí.

    Muchas gracias por esta magnífica síntesis de las infinitas razones por las que incluir a estas cuatro chicas en nuestras vidas.

  4. Corrosifen
    Publicado: 30 8/12 a las 14:14 | Permalink

    No puedo perdonarte que hayas puesto un gif de Community junto a esta serie. No puedo. Estamos en paz tras El Bigote.

  5. Publicado: 30 8/12 a las 14:17 | Permalink

    Yo me vi la temporada en 3 días, no podía dejar de verla. Me encanta!

  6. Publicado: 30 8/12 a las 18:20 | Permalink

    Soy fan total. A mi también me paso, vi un capítulo y dije… meh ¬¬ pero una amiga me insistió y me he enganchado totalmente. HBO ya ha dicho que habrá segunda temporada y menos mal, odio que me dejen a medias en las series, como me pasó con Men in Trees. Se que no tiene comparación con esta seríe, pero es que me meaba con Anne Heche.
    http://www.huffingtonpost.com/2012/04/30/girls-renewed-veep-renewed-season-2_n_1465540.html

  7. damia
    Publicado: 30 8/12 a las 18:34 | Permalink

    Raquel D.K., “antes de que su marido solicitara una (merecida) orden de alejamiento contra mí” es una expresión bastante sexista (y ridícula).

    • Raquel D.K.
      Publicado: 31 8/12 a las 9:54 | Permalink

      Y me podrías explicar (sin atacar) por qué lo ves así?

    • Raquel D.K.
      Publicado: 31 8/12 a las 10:04 | Permalink

      No, mejor aún. Olvídalo. Veo que he tocado una fibra sensible. Ahora llamo a Jemima y a Mike y me disculpo también con ellos. Por cierto…esto que lees se llama ironía. Mis disculpas.

  8. Mar
    Publicado: 31 8/12 a las 12:49 | Permalink

    Dónde y cuándo la ponen??
    Gracias

  9. Irene Villora Esteve
    Publicado: 31 8/12 a las 13:58 | Permalink

    Justo hace unos días me publicaron un artículo hablando de la serie, es fantástica.

    http://issuu.com/lannemagazine/docs/andreaguasch/89

  10. Raquel
    Publicado: 29 9/12 a las 22:59 | Permalink

    No sé, me parece un poco infantil para alguien con los 30 bien entrados… (Lo digo por mí, no se vaya a ofender nadie)

Un Trackback

  1. [...] de: CBS, The CW, SModa y [...]

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>