Dita von Teese o cómo revivir el estilo de las pin ups de los 50

La década de los 50 fue la de el New Look de Christian Dior, pero también la del rock’n'roll, la de la conquista del denim y del nailon y, cómo no, la de las pin ups. No es que antes no las hubiera, ni que desaparecieran después, ya que el concepto pin up girl engloba a toda artista o modelo cuya imagen en actitud sugerente se utilice para aparecer en impresos e ilustraciones -visto así, son pin ups desde Mata-Hari hasta Madonna-, pero el estilo que mujeres como Bettie Page hicieron suyo en aquella época ha quedado inmortalizado en nuestra retina colectiva como arquetipo.

Mucho se fijó Heather Renée Sweet en la cabellera azabache, los labios carmín, la tez pálida y la cintura de avispa de la Page durante su niñez y adolescencia en Michigan, E.E.U.U., para construir el personaje que, pasando por locales de mala muerte de strip-tease (¿o deberíamos llamarlo “strip-teese”?), pornografía, noches de burlesque y devaneos con famosos de gótica apariencia, bautizaría con el pseudónimo alemán Dita von Teese. Aunque su fase Page le costara teñir su rubia melena y alguna querella, le sirvió para encontrar su estilo y la Dita actual es más ella misma, sin perder el gusto por lo retro y ganando en elegancia, creando marca e inspirando cada vez a más seguidoras. Si te gusta su look femenino y delicado, puedes recrearlo a golpe de ratón. ¿Te atreves?

Elige primero un vestido que cumpla estos requisitos: entallado para marcar cintura, con falda de vuelo o lápiz, por debajo de la rodilla, y de colores primarios o estampado de lunares, cuadros o motivos gráficos. Este modelo de cuadros vichy de PinUpGirl Clothing (128 $, 103 €), es muy similar al que lució en Coachella (foto), pero en rojo. La tienda online holandesa I Love Vintage vende reproducciones perfectas de vestidos retro -disponen en exclusiva de los modelos flapper de los años 20 que lució Berenice Béjo en “The Artist”- y tienen una especial predilección por la Von Teese: cualquiera de estos dos, ya sea el rojo o el azul marino, llevan su impronta y su nombre y ambos cuestan 109 €. También en la playa triunfa el look Dita: más femenina imposible, con este biquini de cuadros, lazo y braga de talle alto de Pinkbow City (110 $, 89 €).

Pero Dita no sólo es un icono de moda: está solicitadísima como colaboradora e inspiración de diversas marcas, con las que se ha atrevido a diseñar. Enfúndate en un cárdigan imaginado por la artista junto a la firma australiana Wheels & Dollbaby, en terciopelo negro y bordados azules, que puedes comprar en su tienda online por 190 $ australianos (162 €). De regalo con tu pedido, una foto suya autografiada. ¿Algo aún más sensual? Glamourízate con estas medias diseñadas por ella para Secrets in Lace, con liguero y costura posterior de rombos (59,99 $, 48,50 €). Si eres muy fan, en su propia web Dita’s Domain las vende usadas, perfumadas y con certificado de autenticidad (80 $, 65 €).

Su forma de maquillarse bebe también de la década dorada de las pin ups y como chica lista que es, ha lanzado su propia línea, Art Couture, con la firma alemana -¿qué tendrá con el país teutón?- Artdeco. Consigue la colección en la tienda online de Douglas (ten a mano un diccionario alemán-español): da a tu rostro la palidez requerida con los polvos compactos (22 €), decora tus pestañas con gemas azabache (12,80 €) y con terciopelo rojo tus labios (14,80 €) y ¡voilà!: ya eres la diva Dita.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría

Un Comentario

  1. Publicado: 6 8/12 a las 10:33 | Permalink

    A ella le queda genial, ha sabido encanrnar el estilo sin parecer disfrazada, es difícil conservar la naturalidad con ese look tan retro, ella lo consigue, el resto es otra historia.

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>