Da en el blanco: tres estilos para un verano lleno de luz

Color por excelencia de la luz, el blanco, en todos sus matices -12, según los esquimales-, invade nuestras retinas tanto reflejado en la nieve como en el sol estival. Vestir de blanco en verano no es ninguna tendencia, es casi un acto reflejo: es más fresco al repeler los rayos solares, contrasta y embellece la piel bronceada y, simplemente, apetece. Nunca pasará de moda porque es eterno.

Basta con rastrear por internet y toparse con una de las pioneras en dar en el blanco, aupada en el pedestal de los iconos: Bianca Jagger. Su atuendo en su boda con Mick, un traje-falda sin nada debajo coronado por una amplia pamela, todo en blanco, es el culpable de iniciar su reinado en el gotha de la moda -aunque la boda, como ella misma confesó, fue el principio del fin de su matrimonio-. Recrea su look con esta falda larga blanca de Rick Owens en Net-a-porter (365 €) y la chaqueta clásica con dos botones de Calvin Klein en Lord and Taylor (rebajada de 129 $ a 90 $, unos 72 €). Si este presupuesto se sube a la parra, prueba la maxifalda blanca stretch de Frompariswithlove en Etsy (28,74 €) y la americana corta con mangas 3/4 de Asos (rebajada de 74,66 € a 52,26 €). Eso sí: sin NADA debajo.

Rauschenberg - White painting

¿Tus vaqueros siempre son azules? Elizabeth Hurley no está de acuerdo. La actriz inglesa ha sido desde los 90 la gran embajadora del jean blanco, que le sentaban -y le siguen quedando- como un guante. Hay miles de modelos para todos los bolsillos y siluetas. Este de Miss Selfridge es el pitillo más estrecho, revelador de anatomía con sus luces y sus sombras, de talle alto y en algodón stretch súper suave (36 libras, unos 45 €). El de Salsa Jeans Push-In Secret (84,90 €), sin embargo, está pensado para realzar unas curvas (el trasero) y suavizar otras (el vientre), y sus perneras entre bootcut y elefante prometen unas piernas 10. Si te va más el look destroyer, apunta estos pitillos tobilleros blancos de Forever 21, con cremalleras en los bajos y desgarrados en los muslos (26,75 €).

Otro icono del blanco en el vestir es la falda-enagua que luce Sylvia Kristel en el cartel publicitario de la película erótica “Emmanuelle” (1974). El estilo ibicenco -blanco, largo, artesanal- marcó una época y el filme, aunque no transcurre en la isla, lo recrea en el vestuario de la actriz. Pepa Bonett es una creadora ibicenca fiel a sus raíces: cúbrete de algodón impoluto con este vestido con capucha de ganchillo y haz que toda la familia siga tus pasos (precios a petición). Alternativa al vestido: este mono corto (65 €) del outlet de la tienda online D.Blanco, de la diseñadora isleña Charo Ruiz.

Traje, vaquero o enagua: tú eliges, pero da en el blanco.

Esta entrada fue publicada en Celebrities, Iconos

Publicar un Comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos requeridos están marcados con un *

*
*

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>