Haz la compra en una bolsa con estilo (o sentido del humor)

Hace poco más de un año se aprobó en España la Ley de Residuos por la cual, y hasta su prohibición en 2018, se irá reduciendo el uso de las bolsas de plástico no biodegradables paulatinamente atendiendo a un calendario establecido. Uno de los hitos se alcanzará en 2015, año en que todas las bolsas de este material deberán lucir una leyenda informando al consumidor de su nocividad para el medio ambiente. Ya habrás sufrido a menudo en tus bolsillos las consecuencias de la Ley, cuando en el súper o la frutería te das cuenta de que en tu bolso no cabe la sandía que primorosamente acabas de escoger, ni tan sólo el solitario aguacate para la ensalada… y toca desembolsar 5 o 10 céntimos para poder llevar la compra a casa decentemente y no correr el riesgo de lucir look Carmen Miranda -pero destartalado- al tener que colocar la sandía y el aguacate en equilibrio sobre la cabeza.

Pero aunque nos irrite pagar esos céntimos de más, hemos de ser conscientes de que España era hasta ese momento el tercer país del mundo en consumir bolsas de plástico no biodegradables y que la cantidad que usábamos por persona anualmente alcanzaba las 250 unidades, según informa El Blog Verde. Todas las grandes cadenas de alimentación se han esmerado en diseñar bolsas duraderas y algunas no desmerecen en absoluto. Para ir a la compra con estilo, no obstante, hay un sinfín de ideas más y, como todo, están en Internet.

Lady Mercadona

My Other Bag es la web en la que encontrarás los modelos más bonitos de bolsa de tela, tanto, que da pena usarlas para la compra para que no se manchen. La idea surgió, efectivamente, de los problemas de una bolso-adicta que se quedó un día sin bolsa para la compra y quiso diseñar unas que fueran resistentes, duraderas, ecológicas y, sobre todo, bonitas. Los modelos de My Other Bag (todos, 24,99 $, 19 €) lucen sobre la tela ilustraciones hechas por el artista Jameson Simpson, y reproducen las it-bags de las firmas más deseadas: el Kelly de Hermès, el 2.55 de Chanel… El invento de estampar una bolsa de tela con la imagen de un bolso no es del todo nuevo, pero sí el hecho de que la ilustración sea única y original, de los pinceles de un artista. Aprovecha con otras 3 amigas la oferta de envío gratis a partir de un pedido de cuatro bolsas.

Las rubias de Thursday Friday también pensaron en decorar las bolsas de tela para la compra con imágenes de it-bags como reacción a la locura que rodea a éstas y declaran sus “Together bags” un símbolo de estatus “anti-estatus”, según cuentan ellas mismas en la web. Hay 2 formatos de bolsa, la “Together” (65 $, 50 €) y la “Super Together” (90 $, 69 €), además del neceser (35 $, 27 €), y 3 modelos “it”. Por su parte, las australianas BagLadies han recogido el testigo de sus colegas americanas pero sin complicarse mucho la vida, y simplemente se han dedicado a estampar las bolsas de lona de la compra con una sencilla frase: “My other bags are Prada” (29,95 $ AUS, 23,50 €). ¿Divertido o quiero-y-no-puedo? Serio dilema…

Más sarcásticos (y baratos) son los modelos de Jutebeutel (literalmente, bolsa de yute), una firma alemana que se suma al carro de las marcas utilizándolas de forma distorsionada y mandando interesantes mensajes para hacernos pensar qué nos mueve cuando adquirimos un producto de una firma concreta: pertenecer a un grupo aspiracional, ser vistos y admirados, encender la llama roja de la envidia… “Someday I’ll be a Louis Vuitton” (9,99 €), CC Fake (12,99 €) y “My other bags are LSY” (12,99 €) son algunos de los modelos más interesantes.

También, por suerte, siempre nos quedará el cesto de toda la vida…

 

Esta entrada fue publicada en Eco, Firmas, Iconos, Tendencias