El País

Día 97: La primera vez que visité la Alcazaba

O la primera vez que visité el monumento emblemático de mi propia ciudad. ¿O no era la primera vez? El paseo de esta mañana parecía estar hecho de a jirones de otros recuerdos: mi hermana y yo subiendo las cuestas del parque Güell, mi abuela llevándome de la mano por calles de Almería que parecían las de un pueblo, esa escalera demasiado empinada y reconstruida que antes no tenía barandilla… ¿estuvimos aquí en un concierto algún verano? ¿No era aquel día que hacía tanto viento? ¿O era otro castillo en otra ciudad?

A la vuelta de la esquina se acaba la ciudad.

La vista del mar brillando a lo lejos me recordaba a la vista del mar desde otros tejados. La absurda idea de que en Almería en Diciembre no vas a necesitar gafas de sol, el abrigo demasiado pesado, la construcción de piedra vieja, polvorienta, con ese aspecto abandonado que tiene cualquier cosa en Almería, aunque acabe de constuirse. Todo parecía ya vivido, y a la vez era nuevo y se convertirá en un recuerdo luminoso y difuso, como mis pensamientos esta mañana.

Los peces estaban demasiado quietos, pero al menos no flotaban.

Fortaleza rota.

La Alcazaba es una fortaleza, no un palacio como la Alhambra, así que no resulta muy impresionante por dentro. El jardín reconstruído siguiendo un criterio que mi hermana, la restauradora de arte, ha calificado de “fantasía”, no pasaba de resultar agradable. Pero la presencia de la fortaleza en una zona de la ciudad de casas bajas y gente que persigue a una rata por la calle, y más gente que sale y grita y jalea a la rata y niños que gritan a hombres mayores con enormes anillos de oro que la maten, es todo un contraste entre la experiencia turística y el viaje a la parte más salvaje de la ciudad.

Lo que mejor recordaré: La luz.

Esta entrada fue publicada en Miscelánea

4 Comentarios

  1. nando
    Publicado: 29 12/11 a las 0:50 | Permalink

    que bonito

  2. Giomara
    Publicado: 29 12/11 a las 15:40 | Permalink

    Si “NO” es la primera vez !!!!!…. ¿¿¿¿????… entonces “NO” cuenta!!!

  3. MDM
    Publicado: 29 12/11 a las 17:49 | Permalink

    La Alcazaba de Almería es una fortaleza defensiva que mandó construir Abderraman III cuando se concede a la ciudad la consideración de Medina, por ser el puerto más importante de Al-Andalus, por eso se trata de la construcción defensiva más grande de España después de la Alhambra. El barrio de Pescadería (los de allí lo llaman “Pescata”), es una zona humilde con bastante población gitana y con unos bares (baretos) de pescaito fresco absolutamente espectacular y barato. La gente lleva años visitando la Alcazaba en ese barrio pobre para hacer visitas turísticas, escuchar conciertos u otras actividades lúdico-culturales y me parece que por intentar ser poético – chusquera, dejar a los lectores con la impresión de que el sitio es una birria y el barrio grotesco, es no tener ni idea de lo que se habla. La pena es que intrépidos así tengan foro donde explayarse.

  4. CPM
    Publicado: 3 1/12 a las 13:12 | Permalink

    Como almeriense me siento ofendida por la descripción poco afortunada que se ha dado de la ciudad en general (” (…) con ese aspecto abandonado que tiene cualquier cosa en Almería, aunque acabe de constuirse.”). Considero que se puede conseguir el efecto poético pretendido (y de mala manera conseguido) utilizando otros muchos recursos y que no es necesario tildar a una capital de provincia de “pueblo” (en un sentido que resulta despectivo) además de describir a los vecinos de la misma de manera tan chabacana. Este tipo de información parcial y poco cuidada es la que perpetúa esos tópicos de los que parece que no podremos librarnos nunca.