El País

Lo que las saudíes NO pueden hacer

El rey de Arabia Saudí ha anunciado que las mujeres podrán votar y ser elegidas en las elecciones municipales, las únicas que se celebran en ese país. Eso sí, tendrán que esperar hasta el 2015. Los comicios de este jueves siguen siendo solo para hombres.

“No queremos marginar a las mujeres en la sociedad saudí de todos los desempeños que están de acuerdo con la sharía”, dijo ayer Abdalá ante el Consejo de la Shura (Consejo Consultivo), asamblea de 150 miembros elegidos por el rey, sin poderes legislativos. “A partir de este momento podrán presentar sus candidaturas al consejo y tendrán derecho a elegir a sus candidatos en la próxima asamblea”. El anuncio del monarca es un paso de gigante en un país donde las féminas son ciudadanas de quinta, pero queda casi todo por hacer en este reino donde hombres y mujeres viven segregados en colegios, restaurantes y cualquier otro lugar público.

Esta es una lista de lo que las saudíes NO pueden hacer:

- Votar o presentarse a las elecciones hasta el 2015

- Conducir

- Ser intervenidas quirúrgicamente sin permiso de su guardián (padre, marido u otro hombre de la familia que se ocupe de su custodia)

- Ocupar un ministerio

- Viajar sin permiso de su tutor masculino

- Pedir la residencia para un marido que no es saudí

- Visitar un cementerio

- Trabajar como dependientas en un centro comercial o una tienda, excepto cuando se trata de vender productos exclusivamente femeninos

- Trabajar en cualquier empleo en el que puedan tener interacción con hombres

- Acudir al rezo del viernes a menos que en la mezquita haya una sección femenina

- Estar a solas con un hombre que no sea su padre, abuelo, hermano, tío o marido

Conducir es su próxima meta. “Sería absurdo que las mujeres que sean elegidas como miembros del consejo gocen de inmunidad parlamentaria y sin embargo no puedan manejar su coche o viajar sin permiso”, escribe el columnista Jamal Khashoggi. “El clima ahora es más favorable a estos cambios por la presión social y todo lo que está ocurriendo en los países de nuestro entorno”, añade en referencia a la primavera árabe.

Superado por los acontecimientos, Abdalá ha prometido mejorar la situación de las mujeres y ofrecerles un mayor acceso al empleo. En 2009 inauguró la primera universidad mixta, el mismo año que nombró a la primera viceministra del reino, Nora bint Abdullah al- Fayez. El de ayer fue su segundo gran anuncio del año para las saudíes. En junio publicó un decreto real por el que “solo las mujeres pueden trabajar en las tiendas de productos femeninos”, obligando a sustituir a los hombres que hasta entonces vendían lencería o maquillaje.

Por cierto, otra cosa que no pueden hacer es ver fotos sin que hayan pasado por la lupa de la censura. Ahí van algunos ejemplos de lo que las saudíes encuentran en el quiosco:

A la novia le han colocado una tira negra sobre el hombro

La publicidad de Lanvin, en versión saudí

Esta entrada fue publicada en Sin categoría

Un Comentario

  1. Ana
    Publicado: 27 9/11 a las 9:38 | Permalink

    Casi se me ponen los pelos de punta al leer que les van a permitir votar, porque es un gran paso para la liberación de la mujer saudí. Es muy duro leer el listado de cosas que NO pueden hacer… casi sería más fácil indicarles lo que sí pueden hacer: callar y ser una súbdita del hombre. Hay que respetar todas las culturas, pero ellos deberían empezar a respetar a sus propias mujeres.

Un Trackback

  1. Por Lo que las saudíes NO pueden hacer el 29 9/11 a las 21:18

    [...] Lo que las saudíes NO pueden hacer blogs.smoda.elpais.com/el-rosa-no-es-un-color-estupido/20…  por n11d3a hace nada [...]