Una casa espectacular en plena naturaleza en Nueva Zelanda

26 octubre, 2016 por Houzz.es
Tent House

Si bien es cierto que, en general, la arquitectura es una interesante combinación de dotes artísticas y de ingeniería, el diseñador Chris Tate reconoce que puede haber llevado la geometría al límite cuando diseñó y construyó su pequeña cabaña en el corazón de la isla Waiheke, frente a la costa de Auckland, Nueva Zelanda.
Tate se inspiró en una tienda de campaña que se derrumbó encima de él una noche en 2007. Parecía sencillo, pero construir una estructura permanente con esta idea en mente fue relativamente complicado. Te invitamos a conocerla.

 

Tent House

 

De un vistazo
Quién pasa las vacaciones aquí: El arquitecto Chris Tate. A veces, también vienen su mujer y sus dos hijos
Ubicación: Isla Waiheke, Auckland, Nueva Zelanda
Superficie: 70 metros cuadrados
Dato de interés: Esta segunda residencia es el refugio de Chris: un espacio para pensar. No está adaptado para niños, aunque en ocasiones lo acompaña su hijo de cuatro años

El primer problema con el que se topó Chris fue encontrar un terreno donde construirla. La búsqueda fue un proceso largo. Por suerte, conocía muy bien la isla Waiheke y tenía clara la cantidad de dinero que debía invertir. Y, así, esperó hasta que se le presentó la ocasión y el lugar idóneos.

 

Tent House

 

Finalmente, Tate se decidió por un terreno de 600 metros cuadrados de frondosa vegetación situado al borde de las playas de Ostende y Palm Beach. El terreno, que Chris describe como una península, linda con un parque a un lado y con calles a los otros tres. “La casa debía ser bonita, como si de una escultura se tratara, ya que se puede observar desde muchos ángulos”, explica él.

Chris tenía una cosa clara: no quería alterar el ecosistema natural de la zona, así que no pensaba llevar a cabo excavaciones de ningún tipo. En un momento dado, incluso se planteó no instalar los servicios que le permitirían disponer de agua corriente o electricidad y vivir con lo básico, aunque terminó cediendo por razones prácticas. Eso sí, en lugar de excavar para colocar un tanque de agua, el diseñador optó por un sistema alternativo, cumpliendo así su objetivo de respetar el medioambiente.

Aparte de su revolucionario diseño, esta casa esconde otras muchas innovaciones de lo más ingeniosas. Chris reconoce el mérito del ingeniero que contrató para llevar a caboun sistema de tratamiento de residuos con un mínimo impacto ambiental.

Asimismo, el ingeniero estructural Kevin Burrows fue el encargado de colocar unos 30 pilotes, hundidos en el terreno, sobre los que se apoya la superficie de ferrocemento ligero: un sistema que no se había utilizado nunca en un proyecto residencial y que permite mantener la vivienda ligeramente suspendida sobre los árboles de alrededor.

 

Tent House

 

Desde la carretera, se accede a la casa por un paseo entarimado, por el que todos los materiales se transportaron y colocaron sin alterar la vegetación. “Fue un proceso muy duro”, asegura Chris. “Los ángulos de la casa son de 57, 71 o 87 grados, no hay ni un solo ángulo recto en el edificio. Hicieron falta dos años para construirla, durante fines de semana y festivos”.

La estructura externa de acero –otro diseño revolucionario que se trasladó directamente del dibujo en CAD al fabricante y se entregó posteriormente porpiezas numeradas y listas para ensamblar– también es obra de Chris, y la construyó él mismo junto con un estudiante de arquitectura a lo largo de unas cuatro semanas. A partir de ese momento, Chris dedicó el limitado tiempo libre que le permitía su profesión a completar la construcción por su cuenta. Su mujer, que se quedaba al cuidado de un bebé y un niño pequeño, prefería no alojarse en la obra, algo más que comprensible.

Chris contrató a un soldador experto para asegurarse de que los remaches de acero contaran con el mejor de los acabados en los ángulos del tejado. En cuanto al interior de la vivienda, a la hora de colocar los paneles de yeso en las paredes, los ángulos eran tan poco comunes que los encargados tuvieron que enyesar de nuevo la superficie de toda la casa.

La ventana delantera, que hace unos 7 metros de alto, se instaló de una sola pieza. A pesar de contar con un vidrio de alto rendimiento, algo necesario en ventanas de este tamaño y con esos ángulos, una de las piezas explotó durante su instalación.

 

Tent House

 

La escalera de acero, que comunica el salón con el dormitorio, es otra obra maestra del cálculo. Una vez más, Chris la diseñó y encargó su fabricación a un amigo. Se montó in situ y, posteriormente, intervino el soldador para incorporar la barandilla y el pasamanos en forma de caracol.

“Construir una vivienda destinada al uso propio fue una experiencia muy positiva para mi trabajo. Me hizo comprender la función y la importancia de cada detalle y conocer todos los entresijos del proceso de construcción”, señala. Este proyecto lo ha llevado a incorporar ciertos elementos, como la escalera de caracol, en un bloque de pisos que acaba de terminar en el barrio de Ponsonby, en Vinagre Lane.

Escalera de acero hecha a medida: diseño de Chris Tate; sofá de piel en blanco: TradeMe.

 

Tent House

 

La generosa terraza queda suspendida sobre la vegetación, lo que refuerza la sensación de vivir en una casa en un árbol. Como guiño al estilo tradicional de vivienda de la región, Chris diseñó la cerca de madera que la rodea.

Aquí, Chris ha llevado al límite sus diseños, empleando el blanco puro para los suelos, las paredes y algunos muebles, e incorporando el negro para crear un foco de atención en zonas como la cocina y el cuarto de baño.

 

Tent House

 

La encimera está construida a partir de madera de eucalipto reciclada de la granja de su familia y tiene la misión de añadir texturas a un interior caracterizado por la ausencia de estas.

Debido al buen aislamiento de la vivienda, Chris prescindió de la calefacción, aunque sí instaló un horno y una escultural campana extractora.

Encimera pintada en negro: Resene (‘Black’); fregadero y grifo de granito ecológico:Heritage Hardware; cocina y horno de Smeg: Kitchen Things; nevera y lavavajillas: Fisher & Paykel.

 

Tent House

 

El cuarto de baño se ubicó en el extremo posterior de la “tienda”. Este rincón tiene 2,2 metros de altura. Además, instaló unas claraboyas para permitir la entrada de aire y luz.

Es un ejemplo de diseño inteligente para espacios reducidos: incluye un lavabo que hace esquina y un botiquín junto a la puerta corredera, un inodoro situado bajo la parte con menos altura del techo inclinado y una ducha de lo más espaciosa frente a este. Chris añadió un toque de verde mediante unos cuantos azulejos para reflejar el verde del bosque que se divisa a través de la claraboya.

Grifos, lavabo y botiquín: Metrix.

 

Houzz Tour: A Unique Tent-Like Home in the Bush

 

En la planta superior, el dormitorio refleja la simplicidad del diseño que Chris imaginó por primera vez en aquella tienda de campaña años atrás.

Sus peculiares ángulos crean la ilusión óptica de que el ventanal está inclinado hacia atrás: no es el caso, aunque los invitados siempre tienen esa extraña sensación al verlo por primera vez. Desde esta perspectiva se disfruta de la paz y la serenidad que transmiten las vistas de las copas de los árboles, y podemos apreciar cómo la idea que Chris tenía en mente de crear un sencillo refugio se ha hecho realidad.

Cama: Country Road.

Houzz logo

Enlaces recomendados:

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?