9 trucos para aprovechar al máximo el espacio de tu cocina

13 Octubre, 2016 por Houzz.es
Mercury apartment

Un comedor de diario en la cocina es un excelente recurso para hacer más cómodo nuestro día a día. Si bien en cocinas pequeñas no siempre resulta fácil integrarlo, un equipamiento adecuado y un poco de ingenio suelen solucionar el problema hasta en la superficie más reducida. Y si no, basta con echarle un vistazo a estas propuestas que combinan funcionalidad e imaginación.

1. Visto y no visto
Disfrutar de una de cocina en la que poder trabajar sin obstáculos y con generosas superficies de trabajo no tiene por qué suponer sacrificar el office.
La solución pasa por elegir un equipamiento multiusos con elementos móviles como en la propuesta que mostramos sobre estas líneas. La pieza clave es la mesa que se desliza a lo largo de un perfil oculto bajo la encimera de la pared del fondo de la cocina y que puede recogerse en la pared lateral ocultando el sofá cuando no se necesite. De este modo, se gana amplitud y una superficie auxiliar muy cómoda para preparar alimentos.

 

Kitchen by Norbert Brakonier and Catherine Jost, Luxembourg

 

2. A medida
Un ángulo muerto en un rincón de una cocina de planta irregular se ha convertido aquí en un práctico office para dos. Se trata de una mesa desplegable que encaja al milímetro en el hueco y dos taburetes a juego; todo realizado a medida.

El ala de de la mesa se pliega sobre esta cuando está recogida. Los taburetes se guardan debajo gracias a los ángulos de los asientos, que reproducen la inclinación de las paredes entre las que encajan.

 

residential wall paneling

 

3. Ajustado
Este es otro tipo de rincón difícil que, no obstante, ha permitido crear un office completo y confortable. El techo inclinado no es un problema cuando se está sentado; sobre todo si se opta por un banco corrido no muy alto. Además, para darle su propia entidad al pequeño comedor de diario, se ha optado por pintar la pared en un vibrante tono turquesa con el que también se ha revestido el panel mural en relieve que sirve de acento decorativo.

 

Kitchen bar with view of rear yard

 

4. In & out
Los ventanales de grandes dimensiones aportan luminosidad, aunque reducen los metros útiles, al no poder aprovecharse la pared con mobiliario. Esta barra dispuesta frente al patio trasero al que se abre la cocina rentabiliza esa zona (generalmente de paso). Aquí se puede disfrutar de desayunos y comidas con vistas sin sacrificar la entrada de luz y la ventilación naturales, gracias a su estructura mínima y al hecho de haberse combinado con unos ligeros taburetes prácticamente invisibles. Si se puede, no es mala idea que la barra sea abatible.

5. Independiente
Siempre que sea posible, hay que ubicar el office junto a una fuente de luz natural y lo más alejado posible de la zona de fuegos. Si el espacio destinado a esta zona es reducido, elige piezas de mobiliario de materiales y formas ligeros para no saturar el espacio.
Para independizar visualmente esta parte de la estancia, basta con instalar una lámpara de techo que abarque por completo el sobre de la mesa y elegir un revestimiento para las paredes diferente al del resto de la cocina. Por ejemplo, un papel pintado.

 

MDVN

 

6. Confortable
Los bancos adosados a la pared son un recurso muy efectivo cuando no sobran los metros, sobre todo en disposiciones en “L”, como aquí, ya que el ángulo entre ellos puede albergar un liviano velador a modo de mesa. Mención aparte merece el revestimiento acolchado de la pared que funciona de respaldo y añade confort al conjunto sin ocupar más espacio.

7. Look retro
Un recurso habitual para ganar una zona en la cocina es integrar la galería o el lavadero contiguos en la estancia. De nuevo, si el espacio no es demasiado generoso, los bancos son la mejor solución, ya que ofrecen muchas plazas en un hueco muy contenido. Además tienen la ventaja añadida de que se puede aprovechar el hueco bajo los asientos. Por último, una colocación en paralelo y con colchonetas tapizadas en piel sintética le conferirá una estética retro; al estilo de la de los cafés de los años cincuenta.

 

Epure et sur mesure pour une cuisine à Neuilly-sur-Seine

 

8. Sencilla y efectiva
Prolongar el sobre de una isla o una península de trabajo en uno de sus extremos sin armarios debajo es suficiente para ganar un lugar para comer. Basta con completarlo con un par de taburetes altos que puedan esconderse en el hueco.

 

Квартира в серых тонах / gray apartment

 

9. De transición
Los diseños de planta abierta al comedor no solo amplían visualmente la cocina, sino que ofrecen espacios intermedios a los que se puede sacar mucho partido. Es el caso, por ejemplo, de esta propuesta que rentabiliza la zona de paso entre la cocina y el salón convirtiéndola en un compacto comedor para cuatro comensales. Debido a su emplazamiento, se ha optado por una mesa ligera con cuatro taburetes bajos que pueden guardarse debajo cuando no se necesiten. Un mural de estética vintage en la misma gama cromática de la cocina y el estar completa el conjunto.

Houzz logo

Enlaces recomendados:

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?